¿Cuánto dinero hace falta para comenzar a Invertir en la Bolsa?

iStock_000036326354Small

Una de las incógnitas que más se plantean las personas cuando quieren comenzar a Invertir parte de sus ahorros en la Bolsa de Valores, es ¿cuánto dinero hace falta para comenzar?

Esta pregunta es muy lógica, porque está basada en la situación financiera de cada quién. Invertir en la Bolsa es un proyecto de largo plazo, y como tal, lo primero que debemos tener claro es precisamente qué cantidad de dinero necesitamos.

Pero antes de contestarnos esa pregunta, partamos de un principio fundamental, y es el siguiente:

“El dinero que invertimos en la Bolsa es dinero que NO necesitamos en el corto o mediano plazo”

Esto es IMPORTANTISIMO, porque el dinero que invertimos en la Bolsa nos va a generar buenos rendimientos, pero por un principio básico de finanzas, el riesgo y el rendimiento van de la mano, lo que quiere decir que el dinero que tenemos en el portafolio está a riesgo. Por este hecho, no podemos colocar dinero en la Bolsa que podamos luego necesitar el año próximo o, idealmente, dentro de los siguientes cinco años. Repito esto último porque es muy importante, el dinero que invertimos en la Bolsa es dinero que en realidad NO necesitamos gastar para nuestros costos de vida, por lo menos dentro de los próximos 5 años.

Para ilustrar lo anterior con un ejemplo, imaginemos que comenzamos nuestro portafolio hoy, y decidimos colocar en él $5000 de nuestros ahorros. Seguidamente, invertimos los $5000 en acciones de unas 4 o 5 empresas distintas. Sin embargo, cuando tomamos la decisión no revisamos bien nuestras finanzas, y resulta que se nos olvidó que dentro de 6 meses tenemos una cuota especial del crédito de nuestra casa, y que debemos pagar $2500 en esa cuota. Cuando llega el día de la cuota, revisamos nuestras cuentas bancarias y nos damos cuenta de que no tenemos los $2500 de la cuota y que los vamos a tener que sacar de lo invertido en el portafolio. Pero ¿qué pasa si por mala suerte nuestras acciones bajaron de precio durante esos 6 meses y ahora el portafolio vale $4500?…. bueno, lamentablemente vamos a tener que vender algunas de las acciones hasta completar los $2500 de la cuota y vamos a tener que asumir la pérdida. En el largo plazo, léase, 10, 15, 20 años, ese portafolio que comenzamos con $5000 pudo haber llegado a valer $40mil, $50mil dólares, pero por nuestra falta de planificación financiera, nos tuvimos que comer parte del capital antes  que tuviese oportunidad de comenzar a crecer.

Es por este tipo de situaciones que tenemos que estar seguros que el dinero que invertimos en la Bolsa es dinero que en realidad no vamos a necesitar en el mediano plazo. Yo sé que es imposible predecir qué nos pueda suceder dentro de 10 años, nos podemos enfermar, o tener algún tipo de emergencia financiera, y si eso pasa y lo que tenemos de recursos está en el portafolio, no hay problema, pues vendemos algunas acciones y solucionamos la emergencia con el dinero resultante. Sin embargo, casi siempre podemos planificar un poco mejor, por lo menos nuestra situación financiera en los próximos 3 a 5 años, y en base a esto podemos estimar la cantidad de dinero que estamos dispuestos a arriesgar en la Bolsa con el fin de aumentar nuestros rendimientos y riqueza en el largo plazo.

Aclarado este principio básico de no invertir en la Bolsa el dinero que podamos necesitar en los siguientes 5 años, pasemos a cómo estimar la cantidad de dinero que necesitamos para comenzar a formar nuestro portafolio.

Hoy en día, con la cantidad de brokers (casas de bolsa) que hay online, y con lo barato de las transacciones, técnicamente no hacen falta montos mínimos para abrir una cuenta en un broker y comenzar a invertir en acciones. Sin embargo, si podemos calcular un mínimo “práctico”, es decir, un monto por debajo del cuál no es muy aconsejable comenzar.

Ese monto mínimo se va a determinar por dos factores: la diversificación del portafolio, y los costos de transacción. La diversificación tiene que ver con disminuir el riesgo total del portafolio diversificando nuestras inversiones en varias empresas distintas. Seguramente han oído el dicho de “nunca pongas todos los huevos en la misma canasta”, pues en la Bolsa aplica literalmente. A nosotros nos puede gustar mucho la empresa Google y podemos pensar que va a tener un futuro maravilloso, pero no por eso es una sabia decisión colocar todo nuestro dinero sólo en acciones de Google…¿qué pasa si por cualquier razón Google quiebra?…. pues perderíamos todo nuestro dinero por haberlo tenido atado al destino del gigante de internet. Entonces, es ahí donde entra en juego la diversificación. Diversificar, en la Bolsa, significa repartir nuestro capital entre varias empresas, incluso varias empresas que no estén relacionadas. Con esto, si a una le va mal, pues la ganancia que tengamos de las otras puede compensar y el retorno total del portafolio podría aún ser muy positivo, incluso si en una de nuestras posiciones tenemos pérdidas. Cuando digo antes “distribuir nuestro capital en varias empresas que no estén muy relacionadas”, quiero decir, que incluso teniendo varias posiciones en empresas distintas podríamos estar mal diversificados. Por ejemplo, no hacemos nada con invertir en 5 empresas distintas buscando diversificar si las 5 empresas dependen de un factor común. Quizá nos pareció muy buena idea diversificar comprando acciones de: Facebook, Twitter, Google, Yahoo y Linkedin, pero ¿no ven que esas 5 empresas dependen todas de un mismo factor?… dependen de la importancia que las personas le den a participar en redes sociales y a compartirlo todo por internet….. es verdad, al momento que escribo esto pareciera que esa tendencia, que favorece a estas 5 empresas, se va a mantener, en incluso a aumentar, por las próximas décadas, pero ¿y si cambia la tendencia? ¿y si cambia el gusto de las personas y ya no quieren compartirlo todo por internet? ¿si ocurren hechos políticos que cambien radicalmente esta tendencia?…. Entonces las 5 empresas se verían impactadas negativamente, y con ello nuestras inversiones se irían por el desague. Entonces vemos que debemos diversificar, no sólo comprando acciones en distintas empresas, sino también asegurándonos que esas distintas empresas no tengan factores en común que las puedan afectar a todas a la vez.

El otro factor que va a influir en nuestra decisión de con cuánto dinero comenzar a formar el portafolio, son los costos de transacción. Aquí les voy a proponer seguir una regla que yo mismo me impuse cuando comencé a invertir, y que me ha funcionado muy bien por muchos años:

“No gastes más de 2% de tu capital en Costos de Transacción, idealmente no gastes más de 1%”

Esta regla no la inventé yo, de hecho la recomiendan ampliamente en toda la literatura financiera. Pero como dije, la he experimentado por años con mi propio dinero y el resultado de seguirla ha sido muy positivo. La razón es que estadísticamente se ha demostrado que cuando comenzamos a gastar más del 2% de nuestro capital en costos de transacción, el rendimiento en el largo plazo de nuestro portafolio comienza a ser menor que el rendimiento promedio del mercado. El número ideal es no gastar más del 1% del capital en costos de transacción, pero generalmente, al principio de nuestra carrera de inversión cuando tenemos poco capital, seguir la regla del 1% se hace difícil, pero aún si nos regimos por el 2% estaremos bien.

Ahora bien ¿cuáles son los costos de transacción? se preguntarán ustedes. Principalmente, el costo de transacción que siempre van a tener al Invertir en la Bolsa, es la comisión que cobra su broker cada vez que hacemos una operación de compra o venta de acciones. Hoy en día esa comisión puede variar desde unos $8 a unos $15 por transacción, dependiendo de qué broker utilicemos. Digamos, para ilustrar el ejemplo, que nuestro broker nos cobra $10 por transacción. Si aplicamos la regla de no gastar más del 2% del capital en costos de transacción, entonces no deberíamos hacer operaciones de menos de $500, ya que $10 es el 2% de $500 (500 x 0.02 = 10). Entonces, digamos que nos gustan las acciones de la empresa XYZ y vemos que están costando $50 por acción, pues si vamos a comprar deberíamos comprar al menos 10 acciones para estar invirtiendo $500 y no estar gastando más del 2% en el costo de la comisión que es $10.

Ahora, si colocamos ambos factores juntos, tenemos por un lado que queremos diversificar nuestro portafolio y por otro que no queremos gastar más de 2% del capital en costos de transacción. Con cuántas posiciones distintas diversificar es cuestión de estilo de inversión de cada quién, para mi propio portafolio, yo me siento diversificado cuando poseo de 10 a 15 empresas distintas. Sin embargo, para el que esté comenzando con poco capital, yo recomiendo diversificarse por lo menos con 4 posiciones (4 empresas distintas). Entonces tenemos que vamos a querer comprar acciones en 4 empresas y que no vamos a querer gastar más del 2% del capital en costos de operación. Si, como en nuestro ejemplo, nuestro costo por transacción es $10, cada posición debe ser de mínimo $500, y si queremos tener 4 posiciones, entonces necesitamos un capital de $2000.

Esa es la forma de estimar nuestro capital inicial. En nuestro ejemplo, para tener 4 posiciones en el portafolio y usar la regla de no gastar más del 2% en transacciones, necesitamos comenzar a invertir con un capital de $2000 dólares.

A la final, si dedicamos para invertir el dinero que no vayamos a necesitar por los próximos 5 años, el monto inicial a invertir va a variar de una persona a otra dependiendo de su situación financiera y de vida. Pero para los que quieren averiguar el monto mínimo con el cuál comenzar su portafolio, este método que acabamos de explicar es bastante acertado y fácil de calcular.

Hasta la próxima, y buena Inversión!

Publicado en: Invertir al estilo Bolsaparatodos Etiquetado con: , ,

Invertir con visión de largo plazo

Invertir con visión de largo plazo

valor-de-la-empresa

14 de Noviembre de 2013. Por Saúl Lugo.

“Si alguien está sentado en la sombra de un árbol hoy, es porque alguien lo plantó hace mucho tiempo.” Warren Buffett.

Esto es algo en lo que creo firmemente, de hecho, es algo que me enseñaron mis padres desde pequeño a través de la palabra y del ejemplo. Es verdad que hay objetivos de corto plazo en la vida, pero creo que los más reconfortantes son los objetivos de largo plazo. Comprar una casa, un carro, casarse, tener hijos, lograr una carrera exitosa, entre otros, son objetivos de largo plazo que cuando alcanzamos nos llenan de felicidad.

Invertir en la bolsa de valores es otro proyecto que debemos ver como un proyecto de largo plazo, de hecho, de muy largo plazo. Yo particularmente no creo en ninguna persona que se haga llamar “inversionista” y que tenga un horizonte de inversión menor a 10 años. En el caso de mi propio portafolio, el cuál comencé a armar hace 10 años, tengo un horizonte de inversión de al menos 30 años. Es decir, desde que lo comencé, me propuse la meta de pasar los siguientes 30 años construyéndolo para luego poder vivir de sus frutos. Volviendo al pensamiento de Warren Buffett, si dentro de 20 o 30 años estoy sentado bajo la sombra de mi portafolio, fue porque lo “sembré” hace mucho tiempo.

Con las otras metas que comenté anteriormente es fácil ver por qué son metas que es mejor plantearlas para el largo plazo. Una carrera no se construye en unos meses, para empezar, si la carrera es profesional, sólo la universidad nos lleva algunos años. Un matrimonio no se levanta de la nada, generalmente pasamos varios años de novios y luego, si todo sale bien, muchos más años de casados. Lo mismo con el proyecto de comprar una casa o un carro, entre otras. Ahora, con el portafolio en la bolsa quizá no sea tan evidente verlo del mismo modo. Yo culpo a Hollywood, después de todo, todo el mundo culpa a Hollywood hoy en día de todos sus problemas :-) ….. bueno es medio en broma medio en serio. Digo que culpo a Hollywood porque gracias a varias películas que narran la “supuesta vida en Wall Street” mucha gente tiende a creer que invertir en la bolsa significa apostarlo todo, tomar riesgos muy grandes, hacer algo super excitante y zaaaz!… hacerse millonario de la noche a la mañana.

Pues si ustedes son de los que creen eso, lamento aguarles la fiesta. Invertir en la bolsa se trata de plantearse un proyecto de largo plazo y trabajar en él por muchos años. De hecho, no es que sea así porque yo lo diga, sino porque la historia lo demuestra. Es decir, la historia de los mercados demuestra que sólo el que invierte con visión de largo plazo tiene posibilidad de éxito. El que hace lo que sale en las películas, arriesgarlo todo y gritar como un enajenado “compra, compra, compra!!! vende, vende, vende!!!” lo único que consigue son “pérdidas, pérdidas, pérdidas” :-)

Para demostrarles el punto, nada mejor que analizar un poco la historia de los mercados en los pasados, digamos, 80 años o más (cuando me refiero a largo plazo, estoy hablando en serio!). Para ello utilizaremos el retorno de las acciones que integran el índice S&P500 desde el año 1928 hasta el 2012. También, para tener puntos de comparación, tomaremos el retorno que han tenido dos tipos de bonos durante el mismo período, estos son, el bono del tesoro americano de 10 años y las letras de corto plazo llamadas “T-Bills”. Uso estos tres instrumentos para ilustrar mi ejemplo, primero porque siempre que se analizan retornos de inversión es bueno comparar el vehículo de inversión, en nuestro caso las acciones, con otros instrumentos financieros para poder contrastar retornos y riesgos de inversión asumidos. Por otra parte, estos tres instrumentos, el índice S&P500, los bonos de tesoro de 10 años y las T-Bill, reflejan muy de cerca el rendimiento de tres tipos de inversión que nos interesan: las acciones (S&P500), los bonos (el bono del tesoro de 10 años) y las cuentas de ahorro en dólares (las T-Bill). Sé que la relación entre las cuentas de ahorro y las T-Bill no es muy evidente, pero por ahora asumamos para efecto de nuestro análisis, que la tasa de interés de las T-Bill se asemeja mucho al promedio de las tasas de interés de las cuentas de ahorro (en cuentas de ahorro en dólares en EEUU).

La información para hacer el siguiente análisis la saqué de la página web del Prof. Aswath Damodaran, uno de los académicos más respetados en EEUU en el mundo de las finanzas y la bolsa de valores. El Prof. Damoradan enseña finanzas en la Escuela de Negocios Stern de NYU. Yo estoy muy influenciado por sus ideas, especialmente en lo que respecta a valoración de empresas. Si son de los que les gusta destrozar números, aquí tienen el archivo de donde saqué la data cruda para hacer los gráficos y cálculos de rendimiento que voy a mostrar a continuación.

Comencemos nuestro análisis observando la siguiente gráfica:

Figura 1: Valor de 100$ Invertidos en Acciones del S&P500 desde 1928 hasta 2012.

Esta gráfica muestra el valor de un portafolio imaginario que comenzó en el año 1928 con 100 dólares y que se invirtió en una cartera de acciones de las 500 empresas del S&P500. Vemos que para el año 2012 esos 100$ iniciales se convirtieron en casi 200.000$ !!!. Ya sé que muchos estarán pensando “que lástima que mi abuelo no le dio por invertir en la bolsa!” :-P. Estos valores están calculados tomando en cuenta el aumento de precio de las acciones y también los dividendos que pagaron durante todos esos años.

Ahora para efectos de comparación hagamos el mismo ejercicio con los bonos de tesoro de 10 años:

Figura 2: Valor de 100$ Invertidos en Bonos del Tesoro de 10 años desde 1928 hasta 2012.

Vemos que el mismo portafolio de 100$ invertidos en Bonos del Tesoro Americano de 10 años hubiese llegado a valer en 2012 unos 7.000$. No se ve tan apetitoso como en el caso del portafolio de acciones.

Para cerrar la comparación de los tres instrumentos, veamos el rendimiento de esos 100$ invertidos en T-Bills:

Figura 3: Valor de 100$ Invertidos en T-Bills desde 1928 hasta 2012.

En el caso de los 100$ invertidos en T-Bills vemos que el portafolio alcanza en 2012 tan solo 2.000$. Para efectos de nuestro ejemplo, invertir el dinero en T-Bills se puede comparar a invertirlo o mantenerlo en cuentas de ahorro. Ya de entrada vemos que dejar el dinero en cuentas de ahorro por esos 84 años fue lo peor que pudo haber hecho nuestro abuelo. Al compararlo con el portafolio de acciones dejó de ganarse más de 190.000$. Esto es una muestra de lo “seguro” que está nuestro dinero en el banco.

La diferencia abismal entre el valor final de los tres portafolios se explica por la tasa de rendimiento que los 100$ iniciales obtienen de cada tipo de inversión:

Figura 4: Comparación de los rendimientos obtenidos.

El rendimiento del que se habla en la tabla es el rendimiento equivalente anual que la inversión tuvo durante todo el período. Por supuesto que el rendimiento varía cada año, pero al calcular el rendimiento anualizado obtenemos el equivalente a la tasa de interés que rindió el dinero. Del ejemplo vemos que el rendimiento de la bolsa durante los pasados 84 años ha sido un 9.43% anual frente a 5.17% de los bonos y 3.61% de las cuentas de ahorro. A simple vista no pareciera que unos 3 puntos porcentuales hagan mucha diferencia, pero con este cálculo vemos que esos “punticos” de más pueden representar la diferencia entre retirarse pobre o rico.

Con este ejemplo vemos que la bolsa de valores, como medio de inversión y ahorro, es totalmente superior a los bonos y a las cuentas de ahorro, esto, claro está, en el largo plazo!. Subrayo la frase “largo plazo” porque es precisamente el centro de nuestra discusión.

Inicié el artículo diciendo que invertir en la bolsa es un proyecto que nos tenemos que plantear con una visión de largo plazo. También, invertir en la bolsa es un proyecto muy personal, y la forma en que lo hacemos y las estrategias que utilizamos varían de una persona a la otra de acuerdo a su situación. Con esto quiero decir que la definición de largo plazo también varía de un inversionista al otro. Por ejemplo, una persona joven que comience a invertir a los 20 y tantos años tiene un horizonte de inversión mucho más largo, quizá 30 o 40 años, que una persona que comience a invertir cerca de la edad de retiro, digamos a los 50 y tantos años. El joven puede tener un horizonte de inversión de 40 años, mientras que la persona en edad de retiro quizá defina su horizonte de largo plazo como 10 o 15 años. En fin, esa definición de largo plazo va a variar, pero en reglas generales, y esta es mi opinión, el horizonte mínimo de inversión en la bolsa de valores es 10 años. Menos que eso, se corre el riesgo de perder dinero.

Siguiendo con el ejemplo de nuestro portafolio hipotético de 100$, y para ilustrar el por qué se debe invertir con vision de largo plazo, analicemos el portafolio que comenzó en 1928 en distintos períodos importantes de los pasados 84 años. Veamos que pasó durante momentos turbulentos (y a veces violentos) de la historia.

El primer momento que quiero mostrar es el año 1939, el comienzo de la Segunda Guerra Mundial:

Figura 5: Rendimientos de acciones y bonos durante la Segunda Guerra Mundial.

Vemos que desde 1939 hasta 1942, los años más críticos de la guerra, el rendimiento de las acciones fue negativo. Vemos que el valor del portafolio baja de 120$ en 1939 a 111$ en 1942, una pérdida de 7.5%. Es interesante notar que el valor del portafolio en bonos y en T-Bill se mantuvo, no bajó, de hecho subió un poco durante esos terribles años. Esto se explica porque los bonos y las T-Bill son percibidas como inversiones más seguras que las acciones, y por lo tanto aumenta su demanda durante períodos de incertidumbre política y económica, como lo es una guerra de tales proporciones.

Ahora, echemos para delante un poco la película y analicemos que pasó con las acciones y bonos desde 1993 hasta el 2002:

Figura 5: Rendimientos de acciones y bonos durante el Boom de Internet.

Escogí este período para contrastar períodos buenos con períodos malos. En el año 1993 comenzó a comercializarse masivamente Internet, y con ello comenzaron a surgir las llamadas empresas de la economía digital. Nacen Netscape, Google, Yahoo, Amazon, entre otras. Se fortalecen otras como Microsoft, Intel, Cisco, y desaparecen muchas otras empresas, digitales y no digitales. El resultado fue un gran boom en la bolsa que produjo el aumento sostenido del valor de las acciones desde el año 93 hasta el 2000. La verdad fue un espectacular Bull Market para los que tuvieron la dicha de poder invertir durante esa década. Yo en esa década tenía 3 cosas bien claras en la vida, que me gustaba Nirvana, que me gustaba llevar el pelo largo y mover la cabeza como un maniático al ritmo de Kurt Cobain y que no tenía mucha idea de que quería hacer el resto de mi vida!…. Lamentablemente ni por la cabeza me pasó invertir en la bolsa y comprar acciones de esa nueva empresa de que todos hablaban llamada Amazon.com :-P

En fin, volviendo al ejemplo, vemos que nuestro portafolio hipotético de 100$ pasó a valer de 44mil$ en 1993 a 142mil$ en el año 2000 (gracias a Kurt Cobain no soy millonario :-) ). Una ganancia de más del 200% en tan solo 7 años!

Luego llega el año 2000 y la llamada crisis de las dot com. La bolsa se desploma, muchas empresas de internet quiebran y muchos inversionistas perdiendo dinero. Para rematar llega un poco después el 11 de Septiembre de 2011 y el atentado de las Torres Gemelas y termina de descarrilar la bolsa. Vemos en el cuadro de la figura anterior, que el portafolio pierde valor de 142mil$ en el 2000 a 98mil$ en 2002, o el equivalente a una pérdida de 30%.

Podría llenar aquí cientos de páginas con ejemplos de este tipo, como la crisis hipotecaria del 2008 donde las acciones bajaron 40% de valor en menos de un año (esa laviví y sufrí de cerca), o el llamado Black Monday de 1987 donde la bolsa bajó 20% en un solo día, la crisis financiera de los años 30, la primera guerra mundial, Vietnam, Irak, el embargo petrolero de los 70, el nacimiento del Regueton! (este último no tuvo mucho que ver con la bolsa, pero parecía el fin del mundo!), y pare de contar. Pero el punto que quiero ilustrar es que el mundo es muy complejo y existen muchos factores que pueden afectar nuestras inversiones los cuales no podemos controlar. Un día nuestro portafolio está 200% arriba y al día siguiente a alguien le da por poner una bomba en algún lado y zaz! se desploma el mercado.

Sin embargo, dos guerras mundiales, las Torres Gemelas, el Reguetón, el huracán Katrina y Justin Bieber, no han cambiado el hecho que acabamos de demostrar con números de que las acciones de la bolsa han rendido el equivalente a 9.43% anual durante los pasados 80 y tantos años. Eso contando con las pérdidas de valor en varios momentos turbulentos como los ya mencionados. Recuerden que uno solo pierde dinero en la bolsa si de hecho vende las acciones a un precio menor al que las compró (esto si no tomamos en cuenta los dividendos), así que en cualquiera de estas crisis hubiésemos perdido dinero sólo si en efecto vendemos en el peor momento de la misma.

Como dije antes, existen infinidad de factores globales que no podemos controlar. Sólo hay un factor sobre el que sí tenemos total control, y es nuestro horizonte de inversión. Si nuestra visión es de corto plazo, vamos a entrar en pánico a la primera crisis financiera, política o social que se nos presente, y como resultado vamos a vender en el peor momento posible asumiendo la pérdida. Pero, si por el contrario, nuestra visión es de muy largo plazo y tenemos un horizonte de inversión de varias décadas, vamos a lograr mantener la calma durante esas crisis y en lugar de vender en el peor momento las vamos a aprovechar para comprar en el mejor momento que es cuando las acciones han bajado de precio debido a la incertidumbre en los mercados.

Para probar el punto anterior quiero mostrarles una última gráfica que preparé:

Figura 6: 100$ Invertidos en Acciones durante los últimos 30 años.

Una imagen dice más que 1000 palabras. Esta gráfica es una simulación de un portafolio comenzado con 100$ pero en el año 1982. Vemos que dicho portafolio llegaría a valer unos 2300$ en el 2012. Las anotaciones que hice sobre la gráfica son referencias a eventos políticos, económicos y sociales que han pasado en estos 30 años y que tuvieron un claro impacto, a veces positivo, a veces negativo, en el valor del portafolio. En los pasados 30 años, las dos peores crisis, en lo que a la bolsa se refiere, fue la crisis de las punto com (o dot com) en el 2000 y la crisis hipotecaria en el 2008. En ambas crisis los portafolios perdieron más del 30% de su valor. Sin embargo, si ustedes como inversionistas hubiesen vivido esas crisis ¿qué hubiesen preferido? salirse del mercado y evitar ese 30% de reducción de valor de su portafolio o quizás asumir una pérdida real de 20 o 25%, o mantener la calma, seguir invirtiendo hasta el final del horizonte de inversión, no vender durante la crisis y alcanzar el rendimiento final que se ve en el gráfico de 2150% !!!. Bueno, yo sé que la respuesta puede variar de una persona a la otra, pero aceptar una pérdida de 30% y dejar de ganarse 2150% no parece ser la mejor respuesta.

Bueno, ahí le dejo esos números y gráficos para que los digieran. Como siempre si tienen dudas escríbanme a mi email. Recuerden, siempre mantengan la calma, sigan invirtiendo y mantengan visión de largo plazo!

Hasta la próxima y buena inversión!

Saúl Lugo

 

Publicado en: Invertir al estilo Bolsaparatodos

Estrategias para generar efectivo: Covered CALL

covered-call130 de Septiembre de 2013. Por Saúl Lugo.

En el artículo pasado discutimos cómo generar efectivo adicional en nuestros portafolios utilizando la estrategia conocida como Covered PUT en la cual vendemos o “escribimos” un PUT y nos pagan el valor al que se esté cotizando el Bid de la opción en ese momento. En este nuevo artículo explicaré como ejecutar la estrategia hermana del covered PUT, que como podrán imaginar, se llama Covered CALL. Si el mundo de las operaciones con opciones les es totalmente nuevo recomiendo leer también este artículo.

Para ejecutar un covered CALL tenemos que tener en nuestra cuenta 100 acciones de la empresa subyacente por cada contrato CALL que queramos escribir. De hecho la estrategia se llama “covered” porque desde el momento en que escribimos los CALLs ya tenemos las acciones de la empresa. Cuando escribimos un CALL recibimos al momento de la transacción el dinero en efectivo igual al Bid de la opción. Ese premium se nos paga por asumir un riesgo que en momentos voy a explicar.

La opción call que vendemos tiene un precio de strike. La condición del trato es que si el precio de la acción de la empresa está por encima del precio de strike para el momento de expiración de la opción, estamos obligados a vender 100 acciones por cada opción que escribimos.

Al igual que como ilustramos el caso del covered PUT, veamos cómo funciona el covered call con un ejemplo real:

  • Empresa: Accenture PLC
  • Símbolo de la acción: ACN
  • Opción: 75$ CALL Nov 2013
  • Expiración: 1ero de Noviembre de 2013
  • Precio de strike: 75$
  • Bid: 0.70$

 

En Yahoo Finance este contrato de opción luce de la siguiente manera:

Figura 1: CALLs de Noviembre de Accenture PLC. Fuente: Yahoo Finance

Recuerden que los contratos de opciones expiran en determinada fecha. En el caso de nuestro ejemplo este contrato expira el 1ero de Noviembre de 2013, así que si lee este artículo luego de esa fecha ya no podrá ver el contrato en Yahoo Finance. Sin embargo la explicación que sigue aplica a cualquier contrato CALL.

Para el momento en que escribo esto (30 de Septiembre de 2013) una acción de Accenture (ACN) se cotiza a 73.63$. El contrato que queremos escribir (vender) en nuestro ejemplo es el contrato CALL de 75$ que expira el 1ero de Noviembre de 2013. Vemos que el Bid es 0.70$, por lo que vamos a recibir 70$ por cada CALL que vendamos en estos momentos.

Tengan en cuenta que la estrategia es “covered call”, por lo tanto antes de escribir el CALL ustedes tienen que tener al menos 100 acciones de ACN en su cuenta de corretaje. Técnicamente podrían escribir el CALL sin tener las acciones en su cuenta, a eso se le llama escribir un “naked CALL”, pero como ya expliqué en este artículoeso es una estrategia muy peligrosa que yo no recomiendo.

Ahora bien, veamos cuál es el objetivo de esta estrategia. Ustedes tienen 100 acciones de ACN, supongamos que las compraron a 65$. Supongamos también que ustedes estiman que el valor intrínseco de la empresa es 75$ a 80$ por papel. Esta estrategia tiene dos objetivos, el primero es generar flujo de caja (efectivo) en su portafolio, esto lo logran vendiendo el CALL por el que reciben el precio estipulado en el Bid (0.70$ x 100 acciones = 70$). El segundo objetivo es buscar vender las acciones a un precio que ustedes calculan se aproxima o está dentro del rango de valor intrínseco que estimaron. Como ustedes creen que el valor intrínseco de la empresa es al menos 75$ por acción, entonces están dispuestos a vender las acciones a ese precio. Además si sumamos al precio de venta de las acciones el premium que obtuvieron al vender el CALL, el total que están recibiendo por cada acción es 75.7$ (75$ del strike más 0.70$ del Bid o premium)

Entre la fecha que venden el CALL y la fecha de expiración hay menos de 2 meses. Ustedes están recibiendo hoy 0.70$ por acción y, si el CALL se ejecuta, recibirán 75$ por acción en Noviembre. Es decir que el retorno del dinero en efectivo que están recibiendo hoy es aproximadamente 1% en un poco más de 1 mes, lo que equivale a un 12% anual aproximadamente. El retorno de un covered call lo van a calcular como el premium dividido entre el strike. Este es el secreto de esta estrategia, ustedes pueden tomar una acción que poseen y generar retorno adicional escribiendo CALLs contra esa acción repetitivamente durante el año. El criterio que van a seguir es tratar de conseguir al menos un 12% anual de retorno solo por concepto de los premium que reciban por los CALL, eso sin considerar lo que puedan recibir por vender las acciones si alguno de los CALLs se ejecuta.

Ahora veamos los posibles escenarios de nuestra operación para el momento en que expire el CALL:

  1. El precio de la acción está por debajo del precio de strike: en este caso la acción cierra el 1ero de Noviembre de 2013 por debajo de 75$. Aquí la opción expira sin valor, con lo que ustedes recibieron 70$ por contrato y no pasa nada más. Se quedan también con las acciones porque al expirar el contrato no están obligados a venderlas. Este es el típico caso de una operación que se realizó con el puro objetivo de generar flujo de caja adicional, los 70$ que recibieron al vender el CALL.
  2. El precio de la acción está por encima del precio de strike: en este caso, sin importar que tan por encima del strike esté el precio, ustedes tienen que vender las 100 acciones de ACN a 75$ por acción, que es el precio acordado en el contrato. Supongamos que el precio de la acción al momento de la expiración del CALL es 76$. Ustedes tienen que vender a 75$, pero si ejecutaron bien la estrategia no ha pasado nada malo, al contrario, ustedes estaban convencidos desde el principio que el valor intrínseco de ACN estaba alrededor de 75$, por lo que van a estar contentos de venderla a ese precio y además recibir 0.70$ más por acción como pago por el CALL que escribieron. Recuerden que invertir en la bolsa no es una ciencia exacta, ni ustedes, ni nadie, tienen una bola de cristal para predecir el precio exacto de una acción en el futuro, pero si en la mayoría de los casos logran vender a un precio aproximado al valor intrínseco de la empresa, en el largo plazo van a tener un portafolio con muy buen rendimiento. Esa es la belleza de este negocio, no hay que estar 100% en lo correcto para hacerlo bien, solo hay que tener una buena idea de donde está el valor de la empresa.

 

Pensemos un momento en qué tipo de situaciones nos es conveniente usar esta estrategia de covered call:

  1. Tenemos 100 acciones de una empresa, la empresa nos gusta para el largo plazo, no la queremos vender necesariamente, pero nos gustaría que nos pagaran dinero en efectivo por mantener las acciones. Este es el típico caso de cuando tenemos una posición en una empresa que compramos a buen precio, ha aumentado de precio a lo largo del tiempo, con lo que el rendimiento de la posición ha sido satisfactorio, pero la empresa no paga dividendo o paga un dividendo muy bajo. Además como conocemos bien la empresa, sabemos bien por donde anda su valor real o valor intrínseco y podemos entonces escribir un CALL a un precio de strike un poco por encima de ese valor intrínseco y que expire en un lapso de uno a tres meses. Con esto recibimos el premium (el Bid del CALL) en efectivo. Luego esperamos la expiración del mismo y, si calculamos bien el valor intrínseco, debería expirar sin valor, es decir, el precio de la acción no va a alcanzar al strike, las opciones expiran y nos quedamos con el dinero en efectivo del premium y también con las acciones. Si repetimos esta fórmula a lo largo del año, digamos cada 3 meses, sería como recibir un dividendo de las acciones. Es decir, convertimos una posición que no pagaba dividendo, o que pagaba muy poco dividendo, en una acción que ahora genera un 10 al 13% anual en flujo de caja. Lo mejor de todo, seguimos teniendo las acciones que nos gustan para el largo plazo. Es como comerse la torta y quedársela al mismo tiempo!
  2. Tenemos 100 acciones de una empresa la cual compramos a buen precio, las acciones han subido a lo largo del tiempo y ahora se encuentra al precio del valor intrínseco o un poco por encima. Quizá consideramos que ya mantuvimos las acciones en nuestro portafolio por suficiente tiempo, además vemos que el mercado está dispuesto a pagar un buen precio, igual o mayor al valor intrínseco que calculamos. En este caso, y para sacarle un poco más de dinero a la posición, vendemos el CALL a un precio de strike al menos igual al valor intrínseco que estimamos, y recibimos el premium que se lo sumamos al retorno que ya nos ha dado la acción. Si al expirar el CALL las acciones están por encima del strike, estaremos contentos de vender las acciones al precio acordado, que según nuestros cálculos representa bien el valor real de la empresa.

 

Al principio del artículo les comenté que la razón por la que nos pagan un premium al momento de escribir un CALL es porque estamos asumiendo un riesgo. El riesgo es que la acción puede que suba a un precio mucho mayor que el precio de strike del CALL, con lo cual no perdemos dinero en si, pero sí renunciamos a una ganancia mayor a la que pudimos haber accedido si no escribíamos el CALL en primer lugar. Así es todo en finanzas y en la bolsa, todo se basa en la relación entre el riesgo y el beneficio.

Vemos entonces que vamos a querer escribir covered CALLs cuando la acción que poseemos no esté muy subvalorada. Si la acción está muy por debajo del valor intrínseco, por ejemplo un 20% o más por debajo de ese valor, y el mercado se da cuenta de esto, las acciones pueden subir muy rápidamente y si tenemos un CALL escrito vamos a perder parte de la ganancia que pudimos tener en la posición. El tipo de empresas sobre las que vamos a preferir escribir CALLs son empresas grandes, estables, que paguen poco o ningún dividendo y que el precio de la acción esté cerca, pero un poco por debajo, del valor intrínseco que calculamos. Luego vamos a escribir los CALLs que expiren de 1 a 3 meses buscando un rendimiento (premium/strike x 100%) de 1 a 2% o el equivalente de 10 al 15% (o más si es posible) de rendimiento anual.

Como explicaré en artículos futuros, existen muchas otras estrategias con opciones, pero si solo quieren aprenderse dos, aprendan a manejar magistralmente las dos que he explicado hasta ahora, covered PUT y covered CALL. Si tienen dinero en efectivo en su portafolio más varias posiciones de al menos 100 acciones cada una, pueden utilizar los hermanitos “covered” para generar efectivo adicional en sus cuentas. Hecho conservadora y repetitivamente pueden aspirar a un 5% de rendimiento de efectivo anual, esto sin contar con otros rendimientos como los dividendos y las ganancias de capital. Las opciones, bien utilizadas, pueden catapultar el retorno de sus portafolios en el largo plazo.

Hasta la próxima y buena inversión!

Publicado en: Cómo usar Opciones

Estrategias para generar efectivo: Covered PUT

dinero1Small23 de Agosto de 2013. Por Saúl Lugo.

En el artículo pasado vimos los conceptos y principios básicos sobre el uso de opciones como instrumentos para complementar las estrategias de nuestros portafolios. Ahora veamos en concreto cómo aplicar estos conceptos con mi estrategia favorita con opciones, los Covered PUT.

También en ese artículo vimos, a través de dos ejemplos, que tenemos mayor probabilidad de hacer dinero y por lo tanto, menos riesgo, cuando tomamos la parte “vendedora” de la operación con opciones, es decir, cuando somo los que escribimos el contrato. En la estrategia Covered PUT nosotros vamos precisamente a ser la parte vendedora del contrato.

Para la explicación de esta estrategia, voy a asumir que el lector está familiarizado con el concepto de opciones y como manejar un contrato PUT. Si existen dudas en este sentido, recomiendo leer al artículo en este link.

Un Covered PUT se logra cuando vendemos (o escribimos) uno o varios contratos PUT. La orden de compra que se coloca en el broker para lograr esto es la llamada sell to open. Como siempre digo, hay términos en la bolsa que es mejor aprenderlos a manejar en inglés. El “sell to open”, vender para abrir, significa que estamos vendiendo el PUT para comenzar o “abrir” el contrato de opción.

Cuando vendemos un PUT que tiene determinado precio de strike, estaremos obligados a comprar la acción a ese precio si al momento de expiración de la opción el precio de la acción de la empresa relacionada se encuentra por debajo del de strike. Como tenemos el “riesgo” de vernos obligados a comprar la acción en el futuro, recibimos una recompensa por asumir ese riesgo. Cuando vendemos un PUT, inmediatamente el comprador de la opción nos paga por esa opción, el broker se queda con una pequeña parte, y a nosotros nos toca un monto igual al Bid. Es decir, si queremos vender un PUT, tenemos que fijarnos a cuanto se cotiza en ese momento el Bid de la opción.

Veamos como funciona la estrategia con un ejemplo:
nly_putFigura 1: PUTs de Noviembre de Annaly Capital. Fuente: Yahoo Finance

 

En la figura 1 vemos un ejemplo real de las opciones de la empresa Annaly Capital Management (NLY), y específicamente estamos viendo los contratos que expiran en Noviembre de 2013. Para el ejemplo, supongamos que nos interesa el PUT que tiene strike igual a 11$. Vemos el precio de strike resaltado en la figura. Luego, para el momento en que capturé la pantalla en Yahoo Finance, la acción de NLY se cotizaba a 11.42$, y el PUT de 11$ de strike de expiración en Noviembre se cotizaba a un Bidde 0.55$ y un Ask de 0.57$ por contrato. Como queremos es vender un PUT, nos interesa el precio del Bid. Si vendemos el PUT en ese momento vamos a recibir 0.55$ por contrato, y como cada contrato representa 100 acciones, vamos a recibir el total de 0.55$ x 100 = 55$ (menos comisión del broker), por contrato. Estos 55$ los recibimos instantáneamente apenas se ejecute la orden del PUT; sin importar lo que pase en el futuro con la opción, esos 55$ son nuestros y los podemos retirar de la cuenta, o dejarlos en la misma para comprar otras acciones.

Como vemos, estamos recibiendo dinero en efectivo por realizar esta operación, es por esto que esta estrategia, de vender o escribir Covered PUTs es una estrategia de generación de efectivo. Pase lo que pase, generamos 55$ por cada contrato que vendamos en esta operación.

Ahora bien, como dije al principio, si al llegar la fecha de expiración del contrato el precio de la acción de NLY está por debajo de 11$ (el precio de strike), estaremosobligados a comprar 100 acciones de NLY a 11$ por acción, por cada PUT que hayamos vendido. Si vendimos un PUT tendremos que comprar 100 acciones a 11$ para un costo total de 1100$. Fíjense que la estrategia se llama Covered PUT, que en español significa “PUT cubierto”. Lo de cubierto viene del hecho que tenemos que tener los 1100$ disponibles en la cuenta desde el momento en que vendemos el PUT, entonces el riesgo está cubierto, porque si nos asignan las acciones ya tendremos el dinero para comprarlas. En el artículo pasado dijimos que para operar con opciones, nuestra cuenta debe estar aprobada por el broker para tal fin. Para obtener ese “permiso”, generalmente enviamos la solicitud a atención al cliente a través de la página web del broker y en uno o dos días hábiles nos confirman si podemos o no operar con opciones. Generalmente, la primera vez que nos dan ese permiso nos van a permitir solamente escribir “Covered PUTs”, es decir, que, como en este ejemplo, si escribimos un PUT ya tenemos que tener el dinero en la cuenta suficiente para comprar las acciones en caso de ser asignadas. El dinero no lo podemos retirar de la cuenta hasta que el PUT expire y tampoco lo podemos usar para comprar otras acciones. Lo que significa que mientras tengamos el contrato de PUT abierto, el dinero necesario para comprar las acciones queda “congelado” en la cuenta.

Con lo anterior, si solo tenemos permiso para escribir “Covered PUTs”, podemos considerar que esta estrategia es parecida a colocar el dinero en un certificado de depósito o plazo fijo, con fecha de expiración igual a la fecha de expiración del PUT. Sin embargo, esta estrategia es mucho más rentable que un certificado de depósito. En nuestro ejemplo vemos que al vender un PUT de Noviembre de 11$ de NLY, vamos a dejar congelados en la cuenta 1100$. Si el PUT nos pagó 0.55$ por acción (55$ por el contrato) estamos recibiendo una rentabilidad de: (55$/1100$) x 100 = 5%. Con esto vemos que por vender este PUT nuestro capital de 1100$ está rindiendo 5% en tan solo 3 meses (porque faltan 3 meses para la expiración). 5% de rendimiento en 3 meses, equivale a recibir 20% de rendimiento anual. Por comparación, un certificado de depósito o plazo fijo de un año en estos momentos en Estados Unidos está pagando 1%. Pues en definitiva si tengo 1100$ en efectivo prefiero vender un PUT que colocar el dinero a plazo fijo.

Como siempre haremos cuando analizemos una operación con opciones, veamos todos los posibles escenarios a la fecha de expiración del contrato:

  • La acción de NLY está por debajo de 11$ en la expiración del PUT: en este caso es casi seguro que el comprador del PUT lo va a ejecutar y nos asignarán las acciones, con lo que estaremos obligados a comprarlas. Nada del otro mundo, como el PUT es cubierto (Covered PUT), ya tendremos el dinero necesario en la cuenta para comprar 100 acciones por un total de 1100$. El día siguiente de la expiración el PUT desaparece de nuestra cuenta y veremos 100 acciones de NLY a un costo de 11$ por acción. El costo total, sin embargo, no es 11$ sino menos. Recuerden que cuando vendimos el PUT nos dieron 0.55$ por acción, por lo tanto, nuestro costo total es 11$ – 0.55$ = 10.45$ por acción. Si la acción se encuentra en algún punto entre 10.45$ y 11$, estaremos comprando aún a un buen precio (10.45$).
  • La acción de NLY está por encima de 11$ en la expiración del PUT: en este caso el comprador de la opción no la va a ejecutar, se dice que la opción expiró sin valor, y no ha pasado nada, no compramos las acciones, el PUT desaparece y los 55$ que recibimos al principio son nuestros para hacer con ellos lo que queramos!
  • La acción de NLY está por debajo de 10.45$ en la expiración del PUT: como vimos en el primer escenario, como nuestro costo total de las acciones va a ser 10.45$, si la acción está en el mercado a un precio menor a éste, no estamos perdiendo en sí nada (por los momentos), pero si perdimos la oportunidad de comprarla aún más barata. Recuerden que en cualquier punto por debajo de los 11$ de strike tenemos que comprar las acciones a 11$ sin importar si, por ejemplo, la acción vale 10$ en el mercado abierto.

 

Entonces, vemos que esos 55$ que nos pagan por vender la opción no son de gratis. Estamos asumiendo varios riesgos a cambio de esa rentabilidad. Estos riesgos van a depender de nuestra perspectiva. Por ejemplo, si en verdad nos gusta la empresa y queremos invertir en ella, nuestro riesgo será que a la fecha de expiración la acción haya subido de precio por encima del strike y perdamos la oportunidad de comprarla. Nos quedamos con el dinero de venta de la opción, es verdad, pero no compramos la acción en sí y posiblemente luego de la expiración del PUT la acción esté más cara. El otro riesgo es el contrario a este, que la acción baje mucho de precio, por debajo incluso de nuestro punto de quiebre, que es el strike menos el precio de venta de la opción, y entonces nuestro costo total de adquirir las acciones sea mayor al valor actual de la acción al momento de expiración del PUT. Luego hay un tercer riesgo, que es más un costo de oportunidad, como ya explicamos, si solo tenemos permiso de escribirCovered PUTs el dinero necesario para comprar las acciones quedará “congelado” en la cuenta por el tiempo que dure el PUT. Entonces, esto es un riesgo de costo de oportunidad porque no podemos usar ese dinero para otras inversiones.

Analicemos pues las razones que podemos tener para querer asumir estos riesgos:

    • Flujo de caja: si el PUT es cubierto, tenemos un dinero en efectivo en la cuenta que no está generando ningún rendimiento, al escribir el PUT generamos instantáneamente flujo de caja. Esta técnica es muy utilizada entre las personas en etapa de retiro. Escriben constantemente PUTs contra el dinero en efectivo que tienen ahorrado para generar a su vez efectivo que utilizan para cubrir sus gastos de vida. Mírenlo en perspectiva, imaginen que cuando estén en edad de retiro tienen un portafolio total de 500,000$ y que a lo largo del año escriben constantemente PUTs de varias empresas y logran un rendimiento promedio, solo en covered PUTs, igual al 5% del portafolio. Este número del 5% es bastante realista, si el portafolio vale 500,000$ el 5% es 25,000$. Solo con una técnica quizá generaron el efectivo necesario para cubrir gran parte de sus gastos y no tocaron el portafolio, solo utilizaron el poder de venta de PUTs que este les da. Eso si están en edad de retiro; antes de esos años dorados, durante su juventud y etapa profesional productiva donde sus gastos los cubre su salario, pueden igual usar Covered PUTs para generar efectivo adicional para comprar más acciones para hacer crecer más rápido su portafolio. Después de todo el portafolio no va a llegar a valer 500,000$ para cuando estén retirados por obra y gracia del Espíritu Santo! :-)
    • Mejor precio de compra de una acción: esta técnica la podemos usar también para cuando queremos comprar una acción pero no nos gusta el precio actual. Como vimos en el ejemplo, la acción de NLY cuesta actualmente 11.42$. Supongamos que hacemos nuestro cálculo de valor intrínseco de la acción y luego le aplicamos nuestro acostumbrado margen de seguridad y nos da que debemos tratar de comprar la acción de NLY por debajo de 11$. Entonces podemos usar la técnica delCovered PUT para, como vimos, adquirir las acciones a un costo total de 10.45$.

 

Como he insistido desde que comencé a hablar de opciones en el site, yo no recomiendo especular o invertir en opciones, lo que recomiendo es usarlas como un instrumento estratégico. En lo que estamos invirtiendo no es en la opción, sino en la acción de la empresa subyacente. Por lo tanto, cuando estemos pensando usar una opción, tenemos primero que analizar la empresa. En el caso específico del covered PUT, lo vamos a usar cuando estamos interesados principalmente en comprar acciones de la empresa. De hecho, si nos asignan las acciones no lo vamos a tomar como un riesgo o un resultado no deseado, lo vamos a aceptar contentos porque obtuvimos las acciones de la empresa a un precio menor que lo que se cotizaba para el momento en que escribimos el PUT y más importante aún, las obtuvimos a un precio acorde con nuestro cálculo de valor intrínseco de la empresa y el margen de seguridad que le aplicamos. Es por esto que es importantísimo que antes de vender el PUT calculemos el valor intrínseco de la empresa para saber a qué precio de strike le vamos a apuntar con el PUT.

Finalmente, aunque el artículo habla principalmente de Covered PUTs, no necesariamente tenemos que congelar todo el capital necesario para comprar las acciones en caso de asignación. También podemos pedir permiso al broker para operar a margen, lo que significa que en ciertas circunstancias podemos tomar prestado del broker parte del dinero necesario para comprar las acciones. A esto se le llama comprar a margen o en inglés “margin operation”. Explicar cómo operar a margen es materia para un artículo en el futuro, pero por ahora les puedo adelantar que la mayoría de los brokers, al ver que tienen experiencia operando con opciones, les van a permitir operar a margen y con ello a cubrir solo el 30% del capital necesario para comprar las acciones resultantes de un PUT asignado. Por ejemplo, en el caso que analizamos de los PUTs de Noviembre de 11$ de NLY, si nuestra cuenta tiene un requerimiento de margen del 30%, en caso de asignación estaríamos obligados a cubrir solo 1100$ x 30% = 330$. Es decir, en lugar de congelar 1100$, solo nos congelarían 330$. En caso de asignación el broker nos presta la diferencia de 770$ y nos comienza a cobrar un interés sobre ese préstamos hasta el día que se lo paguemos de vuelta.

Como dije, en un futuro explicaré cómo operar a margen, por ahora, si van a comenzar a operar con opciones, recomiendo vender solo covered PUTs y congelar el 100% del dinero necesario para cubrir la obligación del PUT. Pero, luego que tengan un tiempo prudencial operando con opciones, y se sientan más confortables con el riesgo asumido, pueden pedir el permiso de la cuenta de margen y escribir PUTs congelando menores cantidades de dinero. Esto les va a dar mucha flexibilidad, ya que después de todo no todos los PUTs que escriban serán ejecutados y así pueden usar esta técnica para generar bastante efectivo adicional en sus cuentas.

Para cerrar les comento que así como se pueden escribir PUTs para generar efectivo, también se pueden escribir CALLs y también generar efectivo. A esa estrategia se le llama Covered CALLs y les hablaré de ella en la próxima entrega. Hasta la próxima!

Publicado en: Cómo usar Opciones

¿Cómo usar opciones?

Stock Market Intersection11 de Agosto de 2013. Por Saúl Lugo.

Para el que lee con atención, fíjense que la pregunta es ¿Cómo usar opciones? y no ¿Cómo invertir en opciones? Esto es importante, porque lo que yo quiero enseñar en esta sección no es a invertir o especular con opciones, sino a usaropciones como un instrumento para complementar las estrategias de inversión de largo plazo que siempre pregono.

Las opciones son contratos que nos permiten comprar o vender una acción antes de una fecha determinada por dicho contrato, por lo tanto al usar opciones estamos invirtiendo en la acción relacionada a dicha opción. Suena complicado, pero la verdad es bastante sencillo de entender y de usar en nuestros portafolios.

Usando opciones como herramientas de inversión podemos generar dinero en efectivo adicional en nuestros portafolios, comprar acciones a un precio menor al que se cotizan en determinado momento en el mercado, vender acciones que tenemos a un precio mayor al que se están cotizando, proteger nuestros portafolios contra mercados a la baja, entre otras ventajas.

Como dije, una opción es un contrato, y este contrato es entre dos partes (dos personas o figuras legales). Una parte vende el contrato, la otra parte lo compra. Para ir entendiendo el lenguaje de las opciones, se dice que la parte que vende el contrato es la que escribe el contrato, y la otra persona simplemente lo compra.

Ahora bien, ¿para qué es el contrato? El contrato siempre está referido a un activo, y este activo, en la bolsa de valores, puede ser: la acción de una empresa, un metal como el oro o la plata, otros commodities como el petróleo, granos como el trigo, un índice financiero como el S&P500 o el Dow Jones Industrial, entre otros.

Las transacciones con opciones son vario pintas, y con muchos objetivos diferentes. Sin embargo, nosotros en esta página nos vamos a centrar en las opciones escritas sobre acciones de empresas que cotizan en la bolsa. Vamos a mantenerlo simple, muchas estrategias con opciones pueden llegar a ser muy rentables, pero en las que nosotros nos vamos a concentrar, son también rentables y además, utilizando unas estrategias que en adelante voy a explicar, podemos eliminar mucho riesgo de la ecuación.

Este site se trata de romper paradigmas, y uno de los paradigmas que quiero romper ya mismo es aquel que reza que transar con opciones es, 1) complicado y 2) peligroso o muy riesgoso. Las opciones si pueden llegar a tener ambas de estas características, pero utilizadas de la manera que yo las uso, resultan todo lo contrario, es decir, 1) simples, 2) poco riesgosas. Interesante, ¿no?

Comencemos por lo básico. Existen solo dos tipos de opciones (o tipos de contratos), los CALL y los PUT.
Un CALL es un contrato que le da derecho a quién lo adquiere a comprar determinada acción a determinado precio hasta una fecha determinada también por el contrato.
Un PUT es un contrato que le da derecho a quién lo adquiere a vender una acción a determinado precio hasta o antes de una fecha determinada por el contrato.

Veámoslo con un ejemplo para cada tipo de contrato. Usemos las acciones de Intel (INTC). A la fecha que escribo esto, las acciones de Intel andan por los 22.5$. Para ilustrar el concepto de una opción CALL, veamos la página de opciones de Intel en Yahoo Finance aquí. En la parte de arriba de la tabla que aparece, vemos que hay unos links para las fechas de expiración del contrato. Escojamos Noviembre (si lee este artículo luego de Noviembre de 2013, ya la página de las opciones de Noviembre 2013 habrá desaparecido de Yahoo Finance). Supongamos que estaríamos interesados en Noviembre de este año en comprar acciones de Intel a 22$. Ese es entonces el contrato que nos interesa, el que en la columna Strike dice 22.00. Ese es el precio al que este contrato nos da derecho a comprar la acción, 22$. A ese precio se le llama precio de Strike o simplemente Strike.
Luego, la acción subyacente de este contrato es la de Intel, el precio de venta del contrato es de 1.25$ y el precio de compra del contrato es 1.27$. Al precio de venta de un contrato se le llama Bid y al precio de compra se le llama Ask. Como estos precios cambian todos los días con las fuerzas del mercado, voy a copiar y pegar aquí la imagen de Yahoo Finance que estoy viendo al momento que escribo esto para usarla en mi explicación:

opciones1Figura 1: Contratos CALL de Intel. Fuente: Yahoo Finance

Sé que son muchos términos al mismo tiempo, pero veamos en resumen cuáles son las partes importantes que debemos recordar y entender de un contrato de opción:

  • La acción subyacente: es la acción de la empresa sobre la cual estamos escribiendo el contrato de la opción.
  • El precio de Strike: es el precio determinado por el contrato al cual la acción se podrá comprar/vender antes o a la fecha de expiración del contrato.
  • Fecha de expiración del contrato: es la fecha hasta la cuál es válido el contrato. Luego de esta fecha ninguna operación de compra o venta se podrá realizar usando este contrato.
  • Bid: es el precio de venta de la opción.
  • Ask: es el precio de compra de la opción.
  • Precio de referencia de la opción: es un precio intermedio entre el Bid y el Ask que sirve para saber “por dónde anda el precio” de la opción, pero en realidad este precio no nos interesa mucho. Solo deben prestar atención al Bid y al Ask.

 

Ahora bien, viene la parte más importante de entender. Tanto en los CALL, como en los PUT, una parte vende el contrato (o escribe el contrato), y la otra parte lo compra. Es decir, ustedes como inversionistas, pueden, según las circunstancias y su estrategia, querer vender o comprar el contrato.
Si ustedes quieren vender (o escribir) el contrato CALL, el precio que les interesa es el Bid, que es el precio de venta, y si ustedes quieren comprar el contrato CALL, el precio que les interesa es el precio Ask, que es el precio de compra. En nuestro ejemplo, si ustedes venden el contrato CALL de Noviembre de Intel, van a recibir 1.25$ por contrato. Si ustedes compran el contrato, van a pagar 1.27$ por contrato.

Ustedes pueden comprar o vender tantos contratos como quieran, pero presten atención! porque cada contrato controla 100 acciones de la empresa subyacente. Como dijimos al principio, el CALL le da la “opción” al que compra el contrato de comprar las acciones de la empresa al precio de strike en algún momento hasta la fecha de expiración del contrato. Como ven, es una opción, no una obligación. El que compró el CALL puede decidir si compra las acciones o no, es decir, si ejerce el derecho que le da el contrato o no. El que vendió el CALL, tienen la obligación de vender las acciones, en este caso de Intel, si el comprador decide ejercer el contrato.
Como acabamos de explicar, cada contrato controla 100 acciones, así que en nuestro ejemplo, si el comprador del CALL decide ejecutar el contrato y comprar las acciones, tiene que comprar 100 acciones de Intel por cada contrato que haya adquirido. El vendedor del contrato está obligado a venderle esas 100 acciones, así que si para el momento de ejecución del contrato, no tiene las acciones, tiene que salir a comprarlas a mercado abierto al precio que estén para luego inmediatamente vendérselas al comprador del CALL al precio de strike.

En nuestro ejemplo, supongamos que nos interesa comprar el contrato de Intel de Noviembre de 2013 que tiene Strike a 22$. En ese caso pagaremos 1.27$ (el precio del ask). Supongamos que queremos solo un contrato para controlar 100 acciones de Intel con un CALL. En ese caso pagaremos 1.27$ x 100 acciones = 127$. Eso es lo que nos va a costar comprar un CALL de Intel que hasta Noviembre de 2013 nos dará la opción de comprar 100 acciones de la empresa a 22$ por acción. La fecha exacta de expiración de ese contrato es 16 de Nov de 2013. Esto lo podemos ver si hacemos click en el contrato en yahoo finance.

Ahora bien, siguiendo con el ejemplo, veamos qué puede pasar dependiendo del precio al que se encuentre la acción el día de expiración del contrato (16-Nov-2013):

  1. Si la acción está por debajo de 22$: en este caso nosotros como comprador del contrato NO vamos a ejecutarlo ya que vale más la pena comprar las acciones en el mercado abierto porque están más baratas que los 22$ del precio de Strike del CALL. En este caso el contrato expira sin ningún valor y perdemos los 127$ que invertimos en él.
  2. Si la acción está por encima de los 22$: vemos en este caso que si vale la pena ejecutar el contrato y comprar la acción a los 22$ del strike. Si, supongamos, la acción está a 25$ y nosotros la compramos usando el CALL a 22$, inmediatamente tenemos una ganancia no realizada de 3$ por acción. Como el contrato nos permite controlar 100 acciones, tenemos una ganancia no realizada de 300$. Es decir, invertimos 127$ y sacamos 300$ para una ganancia no realizada de 300$-127$ = 173$ o lo que significa un retorno de inversión de aproximadamente 136% en solo unos meses….nada mal!.
    Fíjense que digo “ganancia no realizada”, porque al ejercer el CALL compramos las 100 acciones de Intel a 22$, y aunque podríamos venderlas inmediatamente a 25$, que es el precio de mercado, no estamos obligados a ello, dependiendo de nuestra estrategia podríamos decidir simplemente quedarnos con las acciones para el largo plazo. A la final, si nos quedamos con las acciones, el costo total de las mismas fue 22$ que pagamos a la expiración del CALL más 1.27$ que pagamos por el contrato, es decir, 23.27$. Si como dije en el mercado están a 25$, obtuvimos un buen precio de entrada en la posición.

 

Hasta aquí todo muy bonito, pero presten atención a los detalles. Invertir en opciones de esta manera puede ser muy rentable, pero también muy volátil. Con una pequeña variación en el precio de la acción, nuestra ganancia, como vemos en este ejemplo, puede ser del 136% (o más), pero también podemos perder el 100% de la inversión. Es por esto que dije al principio que concentrarse en “invertir” en opciones y especular con ellas, no es una estrategia que yo recomiende. En esta nueva sección del site sobre opciones les voy a explicar otras estrategias para usar opciones, generar interesantes rendimientos y disminuir el riesgo asociado a las mismas. Mientras tanto, veamos ahora el otro tipo de contrato de opciones, los PUT.

Como dije antes, un PUT le da la opción al comprador del contrato de vender una acción al precio de strike en cualquier momento antes de la fecha de expiración. De igual manera que con los CALL, el comprador del PUT tiene la opción más NO la obligación de vender la acción. Sin embargo, y al igual que el CALL, si el comprador de la opción decide, en cualquier momento durante la vida de contrato, ejecutar la opción y vender la acción, el vendedor del contrato está obligado a comprársela al precio de strike.

De nuevo, veamos un ejemplo real de un PUT. Usemos al igual las acciones de la empresa Intel (INTC). Veamos otra vez la página de las opciones de Intel en Yahoo Finance. Vayan a las opciones de Noviembre de 2013 (recordar que si lee esto luego de Noviembre de 2013 ya no podrá ver estas opciones). Supongamos de nuevo que estamos interesados en el precio Strike 22$, es decir, que queremos vender las acciones de Intel si se encuentran por debajo de 22$ por acción. Como las opciones cambian de precio cada día, para efectos de nuestro ejemplo utilicemos los siguientes números:

opciones2Figura 2: Contratos PUT de Intel. Fuente: Yahoo Finance

Veamos de nuevo las partes importantes de este contrato PUT:

  • El precio Strike: como nos interesa es la opción de 22$, ese es el precio de strike, 22$.
  • El Bid: o precio de venta de la opción. En este caso es 0.76$ por contrato. Como cada contrato maneja 100 acciones, en este caso el que vende el contrato recibe 76$ por contrato.
  • El Ask: o precio de compra de la opción. En este caso es 0.78$ por contrato. Al igual, el costo total de comprar un contrato (100 acciones) es 78$.
  • La fecha de expiración: es 16 de Noviembre de 2013. Como la parte compradora del contrato, hasta esa fecha tenemos para decidir si lo ejecutamos y por consiguiente si vendemos las acciones de Intel a 22$.

 

Veamos también los distintos resultados que puede tener esta operación para nosotros como la parte compradora del contrato dependiendo del precio de la acción a la fecha de expiración:

  1. Si la acción está por debajo de 22$: supongamos que la acción cuesta 20$ a la fecha de expiración del contrato. Entonces, podemos ejecutar la opción y vender la acción a 22$ y recomprarla a 20$. Aquí tendríamos una ganancia de 2$ por acción, que son 200$ por contrato (cada contrato son 100 acciones). Para comprar el contrato gastamos 78$, por la operación final recibimos 200$, ganamos 122$, lo que representa una ganancia de 156% en unos pocos meses. De nuevo, nada mal.
  2. Si la acción está por encima de los 22$: en este caso no tiene sentido ejecutar el contrato ya que podemos vender la acción a un precio mayor en el mercado abierto. Así que el contrato no vale nada y perdemos los 78$ que habíamos invertido. 100% de pérdida….. auuch!

 

Con estos ejemplos, podemos ver que tiene sentido comprar un CALL cuando pensamos que la acción de la empresa relacionada al contrato va a subir de precio en los próximos meses. Esperamos beneficiarnos porque si la acción sube de precio por encima del precio de strike del CALL, vamos a poder comprarla a un precio menor que el precio de mercado. Además el contrato en sí también va a subir de precio con la acción, por lo que en lugar de comprar la acción podemos vender el contrato. De ambas maneras obtenemos un beneficio.

Por otro lado, vemos que tiene sentido comprar un PUT si pensamos que la acción de la empresa va a bajar de precio en los próximos meses. Nos beneficiaremos si el precio de la acción está por debajo del strike del PUT al momento de expiración del contrato. Al igual que con el CALL, el contrato de PUT también sube de precio cuando el precio de la acción cae por debajo del precio strike. En este caso nos podemos beneficiar también si vendemos el contrato PUT.

Otras notas importantes sobre la terminología relacionada a las opciones: (disculpen los “Espanglish” pero hay términos en la bolsa que es mejor dejarlos en inglés)

  • Opción “in the money”: se dice que la opción está “in the money” cuando en algún momento durante la vida del contrato, el precio de la acción está por encima del precio de strike para el caso del CALL, o por debajo del precio de strike para el caso del PUT. En las figuras 1 y 2, el área de la tabla resaltada en color amarillo claro, representa los contratos CALL y PUT que para el momento en que capturé las pantallas estaban “in the money”.
  • Naked CALL: un aspecto muy interesante de las opciones, es que no necesitamos tener las acciones de la empresa para poder operar con la opción. Por ejemplo si somos la parte vendedora de un CALL, al momento que vendemos el contrato no necesitamos tener las acciones de la empresa en nuestra cuenta, pero si el comprador del CALL llegase a ejecutarlo tenemos que salir de inmediato a comprar las acciones en mercado abierto para vendérselas al comprador. Esta operación la hace el broker por nosotros, pero nos va a pedir que para ese momento depositemos el dinero necesario en la cuenta para comprar las acciones. También para poder vender naked CALL tenemos que tener la cuenta aprobada por nuestro broker para hacer este tipo de operaciones. En muy raras circunstancias yo recomiendo vender naked CALLs! Como ven es una operación peligrosa.
  • Naked PUT: en el caso del PUT, si somos la parte vendedora del contrato vamos a estar en la obligación de comprar las acciones en caso de que el comprador del contrato decida ejecutarlo. Entonces, se dice que tenemos un naked PUT o que vendimos un naked PUT cuando vendimos un PUT pero no tenemos el dinero en la cuenta para comprar las acciones relacionadas al PUT. Al igual que con el naked CALL, en caso de asignación del contrato el broker nos va a enviar un email urgente solicitándonos que depositemos el dinero necesario en la cuenta para cubrir la obligación del PUT. Aunque un poco menos riesgoso que en el caso del naked CALL, tampoco recomiendo mucho estar vendiendo naked PUTs.
  • Contrato asignado: se dice que el contrato fue asignado cuando el comprador del CALL decide comprar las acciones al precio de strike o el comprador del PUT decide vender las acciones al precio de strike.

 

Con esto tenemos los conceptos y la terminología básica necesaria para entender cómo funcionan las opciones y cómo utilizarlas en nuestros portafolios.

Por ahora los voy a dejar con el concepto de CALL y PUT para que lo digieran. Como ya he repetido a lo largo de este artículo, la estrategia que les voy a enseñar y recomendar usar en sus portafolio NO es comprar CALLs o PUTs. Como vimos en los ejemplos, esa estrategia es perdedora en el largo plazo, porque es como pararse a batear en un juego de baseball y solo tener dos opciones, o bateamos un homerun o abanicamos y nos ponchamos y estamos fuera!…. en el largo plazo si la probabilidad de poncharnos es mayor a la de batear un homerun estaremos quebrados antes de darnos cuenta.

Los que compran los CALL y los PUT tienen sus razones. En muchas circunstancias puede tener sentido tomar la parte compradora de la opción, sin embargo la estrategia que yo pregono es tomar la parte vendedora de la opción. Está demostrado matemáticamente que el vendedor de la opción tiene mucha mayor probabilidad de hacer dinero con la operación que el comprador de la misma. Esta mayor probabilidad de éxito disminuye dramáticamente el riesgo de la estrategia. Podemos asumir, sin temor a ser demasiado optimistas, que al menos en un 80 a 85% de las veces que escribimos (que vendemos) una opción vamos a hacer dinero al final de la operación, lo que quiere decir que el comprador de la opción solo hace dinero el 15 al 20% de las veces. Claro está, como al vender (o escribir) las opciones vamos a tener mayor probabilidad de ganar dinero, el riesgo es mucho menor, pero también la ganancia. El que asume el riesgo mayor, es decir, el comprador de la opción, espera recibir una mayor recompensa. Pero, créanme, y esto se los digo por experiencia con mi propio dinero y portafolio, es preferible en el largo plazo ganar dinero en pequeñas porciones pero muchas veces y de manera consistente que ganar dinero en grandes porciones pero solo muy pocas veces y además perder también en grandes porciones y repetidas veces. Suena a trabalenguas, pero es verdad.

Es por este simple hecho matemático que yo casi en un 90% de mis operaciones con opciones tomo la parte vendedora de la opción y no la compradora. Esta es la estrategia ganadora en un portafolio con metas de largo plazo. En esta sección del site vamos a explicar y discutir como ejecutar estas estrategias de opciones vendiendo los contratos. Esta venta de contratos nos va a generar un flujo de efectivo adicional y muy predecible en nuestros portafolios y luego con este efectivo podemos comprar más acciones de las empresas que nos gustan para el largo plazo. Esta combinación es un “one – two” ganador! De nuevo, se los digo por experiencia.

Muy pronto comenzaré a escribir sobre estas estrategias en la sección OPCIONES del site.

Hasta la próxima y buena inversión!

 

Publicado en: Cómo usar Opciones

Comience a Construir su Portafolio con Dividendos

dinero_cochinito_SmallComenzar a construir un portafolio de inversión para el largo plazo no es tarea fácil. Una vez abierta la cuenta de inversión y colocado el capital inicial en la misma, viene la parte que más temor causa al nuevo inversionista, decidir en qué invertir.

Esa es quizá la decisión más complicada ya que hay miles de empresas en la bolsa, también ETF (Exchange Traded Funds), fondos mutuales, bonos, entre otros instrumentos financieros. Entonces, ¿por dónde empezar?

Existen muchas formas de preparar un pollo, pero en mi caso me dí cuenta que comprar acciones en empresas que paguen dividendos es una de las mejores, y menos riesgosas, maneras de comenzar a construir el portafolio. De hecho, lo digo por experiencia, fue con esta estrategia que comencé a construir mi portafolio hace ya unos cuantos años. Las razones son variadas, pero las más importantes son las siguientes:

  1. Las acciones que pagan dividendos son menos volátiles que el promedio del mercado. Esto se debe a que en tiempos de incertidumbre político-económica el hecho de que la acción continúe pagando un dividendo hace que el inversionista esté menos tentado a venderla.
  2. Por lo anterior, al ser menos volátites son más fáciles de estimar su valor presente ya que es más fácil estimar su crecimiento futuro.
  3. El dinero que recibimos de los dividendos lo podemos reinvertir inmediatamente, lo que aumenta el poder de composición de nuestro capital en el largo plazo.
  4. Por lo general, las empresas que pagan dividendos constantemente son más disciplinadas “fiscalmente”, es decir la gerencia evita hacer inversiones innecesarias ya que tiene que cuidarse de dejar suficiente dinero en caja para pagar los dividendos. Sin este compromiso, los gerentes se pueden ver incentivados a invertir las ganancias de la empresas en proyectos que no sean muy rentables o no estén alineados con el núcleo y los objetivos principales del negocio.

Entonces, en general vemos que las empresas que pagan dividendos constantemente son empresas más conservadoras, cuyo crecimiento tiende a ser moderado y constante en el largo plazo.

 

Sin embargo, que ese crecimiento sea “moderado”, no quiere decir que no sea una buena opción de inversión para los accionistas.

Un portafolio formado por “pagadoras de dividendos”, es una excelente estrategia para comenzar en la bolsa. Como dije al principio, una vez colocado el capital de inversión en la cuenta, la decisión sobre en qué invertir se complica, principalmente por la gran cantidad de acciones e instrumentos financieros disponibles hoy en día. Si nos concentramos por un tiempo en empresas que pagan dividendos reducimos el universo de opciones de inversión y así se va facilitando el proceso de toma de decisión.
En general, mi proceso de búsqueda de este tipo de acciones comienza con los siguientes simples criterios:

  1. Que el rendimiento del dividendo sea 3% o más del capital que voy a invertir. Por ejemplo, si las acciones de la empresa XYZ cuestan en el momento 10$ por acción, entonces dicha empresa sólo pasa este criterio si está pagando al menos 0.3$ por acción al año en dividendos (0.3$ es 3% de 10$).
  2. Que la empresa haya pagado dividendo periódica e ininterrumpidamente durante los pasados 5 años o más, 10 año o más aún mejor. Esto indica que el flujo de ganancias de la empresa ha sido sólido durante un largo plazo y que ha mantenido el compromiso con los accionistas de pagarles el dividendo.
  3. Que la empresa esté pagando el dividendo del flujo de caja generado por la misma y que no esté tomando deuda para cubrirlo. Cuando una empresa comienza a endeudarse sólo para cubrir el dividendo es un mal síntoma y pone en duda la seguridad los pagos futuros (y hasta la seguridad de la misma empresa).
  4. Que el porcentaje de las ganancias que la empresa paga en dividendos sea menor al 60%. Si una empresa genera 1$ de ganancias por acción, y paga en dividendos sólo 0.6$ o menos, esto indica que el otro 0.4$ lo está reinvirtiendo en el negocio para seguir creciendo, ganando mercado y aumentando la rentabilidad. Esto es muy positivo en el largo plazo para los accionistas y apunta a un crecimiento futuro del dividendo. Es decir, en este caso como accionistas nos estamos comiendo la torta y haciendo más torta al mismo tiempo, esto es genial y da excelentes resultados de inversión.

 

Como todo a la hora de invertir, estas reglas no son blanco o negro ni 100% rígidas. Por ejemplo, el primer criterio dice que el rendimiento del dividendo sea 3% o superior. Yo he comprado empresas en las que el rendimiento es menor, digamos 2, o 2.5%, pero en las que veo potencial de crecimiento de este dividendo. Si una empresa está aumentando el dividendo un 15% anual, en 5 años el dividendo será el doble de lo que yo comencé a recibir al principio de la inversión. Es decir, que si comencé recibiendo un 2.5% de rendimiento, en 5 años voy a estar recibiendo un 5%, muy por encima de ese criterio del 3%.

También los otros criterios son más o menos flexibles de acuerdo a la situación. Por ejemplo el criterio 3 dice que la empresa no esté tomando deuda para pagar el dividendo. Recientemente la empresa Apple emitió deuda para pagar dividendos. En este caso fue la decisión acertada, ya que Apple tiene la mayor parte de su dinero en efectivo fuera de Estados Unidos, y para repatriar ese capital (para pagar dividendos) debe pagar un alto impuesto al Tío Sam. En este caso la tasa de interés que Apple está pagando por la deuda que emitió es menor al impuesto que hubiese tenido que pagar por repatriación de capital.
Y así, debemos “guiarnos” por esos criterios al seleccionar nuestras pagadoras de dividendo, pero debemos analizar también el entorno de la empresa en el momento.

Además, estos son los criterios iniciales. Es decir los criterios en los cuales nos fijamos para construir una lista de candidatas. Luego tenemos que analizar cada negocio en esa lista de candidatos por separado y ver otras características como:

  • Dominio del mercado: si la empresa domina su mercado esto nos da mejores esperanzas de que la misma va a seguir generando ganancias suficientes que le permitirán seguir pagando el dividendo.
  • Potencial de crecimiento: si la empresa tiene potencial de crecimiento en su mercado, quiere decir que las ganancias futuras crecerán y con ellas el dividendo que nos pagan.
  • Amenazas de competidores: ¿qué tan serias son las amenazas de los competidores? ¿Qué indicativos tenemos de que la empresa seguirá siendo rentable aún tomando en cuenta estas amenazas?

 

Luego de analizar estas y otras circunstancias de las empresas candidatas es que podemos tomar la decisión de inversión.
La inversión en empresas pagadoras de dividendos es una estrategia conservadora, pero créanme van a poder dormir tranquilos en las noches mientras su dinero trabaja poco a poco por ustedes.

La mayoría de los nuevos inversionistas quieren siempre invertir en “las empresas de moda”, como Google (GOOG)Apple (AAPL)Facebook (FB)Linkedin (LNKD), y cuando les hablo de empresas maduras y hasta aburridas, como Johnson & Johnson (JNJ)McDonalds (MCD)Procter & Gamble (PG), me tuercen los ojos y me dicen que ellos quieren “hacer dinero rápido en la bolsa”. No tiene nada de malo invertir en esas empresas “de moda”, ya que en efecto tienen un potencial de crecimiento muy rápido, y si todo sale bien si se puede hacer buen dinero con ellas, sin embargo si algo no sale tan bien se puede perder hasta la camisa.

Para ilustrar mi punto, calculé un portafolio hipotético formado por 5 empresas pagadoras de dividendos que entran en los criterios que acabo de explicar. En el siguiente cuadro muestro el rendimiento de este portafolio tomando como fecha de formación imaginaria el 1ero de junio de 2003 y como fecha final el 1ero de junio de 2013 (10 años). Todos los valores necesarios sobre estas empresas durante los pasados 10 años los saqué de la sección “historical prices” de Yahoo Finance. Veamos los resultados:

Empresa Símbolo Acciones Precio de compra (2003) Inversión total Dividendos pagados 2003-2013 Cantidad de acciones Junio 2013 Precio 01/06/13 Valor actual de la posición
Annaly Capital NLY 103 $19.57 $2.015,71 $3.305,70 303 $13,58 $4.111,26
Johnson & Johnson JNJ 37 $54.35 $2.010,95 $755,29 49 $84,18 $4.120,59
Pepsico PEP 46 $44,20 $2.033,20 $777,94 59 $80,77 $4.725,49
Microsoft MSFT 81 $24,61 $1.993,41 $726,67 108 $34,90 $3.763,84
Wells Fargo WFC 81 $24.15 $1.956,15 $796,06 107 $28,45 $3.051,10
Total $6.361,66
Total inversión inicial $10.009,42 Valor actual de portafolio $19.772,28
Rendimiento anualizado del portafolio: 7,04%

En el cuadro vemos que un portafolio iniciado con 10mil USD en 2003 con estas 5 acciones, valdría hoy casi 20mil USD. Para lograr esto también el inversionista hipotético tendría que haber cobrado los dividendos y reinvertirlos en acciones de estas mismas 5 empresas.

El rendimiento anualizado de este portafolio ha sido del 7% durante ese período de 10 años. Para ponerlo en perspectiva, durante ese mismo período de 10 años, esa cantidad de dinero colocado en Estados Unidos en una cuenta de ahorros no habría ganado más de 2% anual en su mejor momento, y en los últimos 4 años solo entre 0 y 0.5% anual.

También para puntos de comparación, imaginemos que el mismo inversionista en lugar de invertir en estas 5 empresas invierte en el S&P500. Este índice tiene 500 empresas. Un portafolio de 500 empresas no es manejable ni factible para la mayoría de los pequeños inversionistas, así que la única opción sería comprar el ETF SPDR S&P500 (SPY), que representa 1/10 del valor del índice S&P500.
Hice el mismo ejercicio imaginando un portafolio formado solamente por el ETF SPY. Este fue el resultado:

Indice Símbolo Acciones Precio de compra (2003) Inversión total Dividendos pagados 2003-2013 Cantidad de acciones Junio 2013 Precio 01/06/13 Valor actual de la posición
S&P500 (ETF) SPY 101 $99.44 $10.043,44 $2.713,62 123 $163,45 $20.129,40
Rendimiento anualizado del portafolio: 7,20%

Vemos el que rendimiento de este portafolio que “emula” el S&P500 a través del ETF SPY tiene un rendimiento muy similar al portafolio de las 5 acciones que pagan dividendo. Sin embargo, el S&P500 tiene una volatilidad mayor (históricamente) a las acciones que pagan dividendo. Además colocar todo el portafolio en una sola acción, en este caso el ETF SPY, es muy riesgoso. Si la empresa que administra el ETF quiebra, todo su portafolio se irá al trasto de la basura.
El archivo en el que hice todos estos cálculos del portafolio hipotético lo pueden ver haciendo click aquí.

Es decir, invirtiendo en 5 empresas diversificadas que pagan un buen dividendo, mayor al 3%, usted hubiese conseguido un resultado similar al de invertir en las 500 empresas del S&P, pero con mucho menos volatilidad y riesgo. No está nada mal.

De esas 5 empresas yo tengo 4 en mi portafolio, Johnson & Johnson (JNJ) la vendí hace un par de años, y sin embargo la sigo considerando una excelente opción para un portafolio de pagadoras de dividendo.

Sin embargo de estas 5, Pepsico (PEP) y Johnson & Johson (JNJ) está actualmente a un precio que no recomiendo para iniciar una posición nueva. Siguen siendo excelentes opciones de inversión para largo plazo, pero yo esperaría a que el mercado nos dé una oportunidad de comprarlas a mejor precio.

Dicho esto, quiero mostrarles un grupo de 5 acciones las cuales yo veo como una excelente opción para comenzar un nuevo portafolio de “pagadoras de dividendos” en estos momentos:

Empresa Símbolo Precio actual (28-6-13) Tratar de comprar por debajo de Dividendo por acción Rendimiento anual del dividendo Valor intrínseco (estimado por mi) Margen de seguridad actual
Annaly Capital NLY $12,59 $13,00 $1,60 12,71% $15,00 16,07%
Textainer Group TGH $38,49 $38,00 $1,84 4,78% $54,00 28,72%
Apple AAPL $397,86 $400,00 $12,20 3,07% $625,00 36,34%
Intel INTC $24,34 $24,00 $0,90 3,70% $30,00 18,87%
National Grid NGG $56,78 $56,00 $4,02 7,08% $67,00 15,25%
Rendimiento en dividendos promedio del portafolio: 6,27%
  • Annaly Capital (NLY): esta empresa se dedica al negocio más viejo de la humanidad, endeudarse a corto plazo donde la tasa de interés es menor y prestar el dinero a largo plazo donde la tasa de interés es mayor, y la diferencia entre ambas tasas es su ganancia (bueno ya se que piensan que este no es el negocio más viejo, pero quizá sea el segundo más viejo). Esto lo hace vendiendo bonos de corto plazo de 1 o 2 años de maduración, y levantando capital de los accionistas emitiendo acciones, y con este dinero comprando los bonos MBS. Los MBS son Mortgage Backed Security, o en Cristiano, son bonos que tienen como colateral la hipoteca de una casa, o en este caso la hipoteca de muchas casas. Los MBS son el backbone del mercado inmobiliario en EEUU, ya que crean el mercado hipotecario y es lo que permite a la mayoría de la población poder acceder a este tipo de créditos para comprar casas. En el caso de NLY, los MBS están garantizados por Fannie Mae y Freddie Mac que son las agencias que administran el mercado hipotecario en Estados Unidos, y estas agencias tienen el respaldo financiero del gobierno Americano. Es decir, si el Tío Sam respalda financieramente a las Mac, implícitamente respalda financieramente los MBS, y los MBS forman el 90% de los activos en la cartera de Annaly Capital, con lo que podemos decir que el gobierno Americano está respaldando financieramente la mayoría de los activos de Annaly…. lindo, no?. Annaly está catalogada como un REIT (Real Estate Investment Trust), y con esta caracterización se ve exenta de casi todos los impuestos sobre la renta, con la condición, obligada por la ley, que debe repartir el 90% de sus ganancias en forma de dividendos para sus accionistas. Es aquí donde nosotros comenzamos a jugar, esos accionistas somos nosotros, y es por eso que podemos obtener un 12% de rendimiento en dividendos si invertimos a los precios actuales de la acción. Con esta acción no importa si el precio no va para ningún lado por los próximos 10 años, con solo ese 12% vamos a ganarle al promedio del mercado.
  • Textainer Group (TGH): Textainer es dueña de una flota de contenedores, de esos en los que víaja la carga en los barcos y trenes a nivel mundial. Para una empresa de importaciones y exportaciones es muy costoso e ineficiente comprar y tener sus propios contenedores y es ahí donde entra Textainer, ellos son dueños de los contenedores y se los alquilan a las empresas de importación/exportación. El 45% de los contenedores que transitan en todo el comercio global son alquilados, y de estos Textainer es dueña del 18%. Tiene una posición sólida en el mercado y está bien posicionada para montarse en la ola de la globalización en la cual el comercio internacional va a ser cada vez mayor. A mayor volumen de comercio global (piensen en todo lo que se mueve de China y el resto de Asia para el resto del mundo) mayor cantidad de contenedores son necesarios y mayores ganancias para Textainer por ser el líder del mercado. El dividendo al precio actual de la acción, representa un jugoso 4.78%.
  • Apple (AAPL): bueno creo que no tengo que explicar mucho de que se trata esta empresa de la manzanita. Lo más seguro es que estén leyendo este artículo desde su ipad :-)…. El punto es que AAPL comenzó a pagar dividendos el año pasado. Ya sé que uno de mis criterios es que la empresa tenga pagando dividendos al menos 5 años, pero en el caso de Apple estoy dispuesto a hacer una excepción ya que esta empresa tiene 40mil millones de USD en la caja, y eso da para pagar dividendos por muchos años sin tan siquiera vender un iphone más. El mercado ha castigado la acción y la ha hecho retroceder de los 700 y tanto a 400$ en cuestión de un año, todo basado en la suposición de que los nuevos competidores que tiene como Samsung, Google, Microsoft, le están quitando cuota de mercado. Esto es verdad, pero aún Apple comanda más del 20% del mercado mundial de dispositivos móviles, y tiene mucho potencial para seguir creciendo. Con un dividendo que representa un rendimiento de 3% y todo ese potencial de crecimiento, esta es una excelente opción de inversión en estos momentos.
  • Intel (INTC): de esta tampoco tengo que explicar mucho de que se trata, apuesto mi almuerzo de mañana a que el dispositivo o computadora en el cual están leyendo estas líneas dice “Intel Inside” en algún lado :-)…. El punto con Intel es que aún domina el mercado mundial de micro-procesadores, pero el mercado ha castigado el precio de la acción últimamente porque muchos creen que Intel no ha sido lo suficientemente agresivo en atacar el mercado de dispositivos móviles y que la PC (que es su mercado principal) se va a ir por el camino del Do Do (el de la extinción). En mi opinión, ambas teorías tienen serios defectos, primero, es verdad que Intel enfrenta fuerte competencia en el mercado de procesadores para dispositivos móviles, principalmente de AMD, pero amigos, AMD no tiene ni el 10% del músculo financiero de Intel, y cualquier ventaja en investigación que AMD haya podido tener al principio de esta nueva industria, Intel tiene el potencial de igualar y superar en corto tiempo. Segundo, que las PC vayan por la vía de la extinción es otra teoría falsa, la PC sigue siendo el dispositivo de facto en el mundo empresarial. Yo adoraría poder trabajar todo el tiempo desde mi ipad y iphone, pero la verdad es que por los próximos años no me voy a poder deshacer de mi PC. Además Intel es uno de los primeros beneficiarios en la tendencia mundial de expansión en la penetración de internet, ya que casi todo el hierro sobre el que corre internet, servidores, routers, switches, etc, tienen procesadores Intel adentro. Al precio actual de la acción el dividendo rinde 3.7% anual lo cual es fantástico para una empresa que aún sigue en crecimiento.
  • National Grid (NGG): National Grid produce y distribuye electricidad y gas natural en el Reino Unido y en el Noreste de Estados Unidos. Este es un negocio, debo decir, bastante aburrido, y precisamente por eso me gusta, como accionista este es el tipo de acción de comprar, cobrar los dividendos y dejarla envejecer en el portafolio sin preocuparse mucho por ella. NGG tiene excelente relaciones con los entes reguladores de la electricidad en UK y USA con lo que tiene el poder de pasar aumentos de precios moderados y predecibles a los consumidores. Esto hace que puedan tener un plan de largo plazo para pagar y aumentar el dividendo a los accionistas. Al precio actual de la acción el dividendo representa un retorno de 7% anual. Ese sólo retorno va a vencer al promedio del mercado en los próximos 10 años, y eso sin siquiera contar con la valoración de la acción. Por mi el precio de la acción puede quedarse donde está, yo soy feliz con el puro dividendo.

Bueno amigos, ahí les dejo unas buenas ideas para comenzar a formar un portafolio sólido y que no les quite el sueño por las noches. Recuerden que los dividendos es bueno reinvertirlos en más acciones para así acelerar el crecimiento de la canasta de los huevos de oro.

Hasta la próxima y buena inversión!

Publicado en: Invertir al estilo Bolsaparatodos

¿Cómo comenzar a invertir?

huevo_dinero_SmallInvertir en la bolsa, como cualquier otro proyecto que nos propongamos en la vida, debe hacerse por etapas. Si nunca han invertido un solo centavo, no se puede comenzar de un solo golpe abriendo una cuenta de inversión y colocando dinero en ella.

Antes de comprar la primera acción hay que seguir los siguientes pasos básicos

  1. Plantéese expectativas realistas: Hollywood es uno de los culpables de que mucha gente piense que invertir en la bolsa es una forma de hacerse millonario rápidamente. Si entra en el mercado con esta expectativa, lo más seguro es que pierda hasta la camisa! El rendimiento histórico de la bolsa en Estados Unidos es de un 8 a un 12% anual promedio. Hay años buenos y años malos, pero en el largo plazo, estos son los retornos que pueden esperarse. Así que comience con un objetivo en mente modesto, de un 5 al 10% promedio anual y vaya creciendo desde ahí.
  2. Pague sus deudas: especialmente las que llevan una tasa de interés alta como tarjetas de crédito y líneas de crédito personales, créditos bancarios de corto plazo (menor a 5 años), etc. Si como dije en el punto 1, el rendimiento de su portafolio va a estar entre un 5 al 10% anual, no logra nada invirtiendo, digamos 2000$ a esa tasa cuando por otro lado tiene 2000$ (o el equivalente en la moneda de su país) en deuda de tarjeta de crédito al 23%. Es mejor negocio usar los 2000$ para poner en cero la tarjeta de crédito, y luego tomarse un tiempo para ahorrar y comenzar a invertir en el portafolio de acciones. Recuerde, estoy solo hablando de las deudas de corto plazo como la tarjeta, las de largo plazo (10 años o más), como la hipoteca de su casa, están bien. Continúe pagando a tiempo sus cuotas y en paralelo puede ir invirtiendo en la bolsa para aumentar sus ingresos.
  3. Ahorre: una vez pagada las deudas, especialmente la tarjeta de crédito, colóquese una meta de ahorro mensual y comience a cumplirla.
  4. Reúna el capital inicial para invertir: para comenzar a invertir no existen mínimos hoy en día. Sin embargo, si recomiendo comenzar con al menos 2000$. Esto es para que pueda diversificar su portafolio en distintas acciones para así disminuir el riesgo.
  5. Colóquese una meta periódica de aportar capital nuevo al portafolio: una vez reunido su capital inicial, debe plantearse una cantidad periódica que pueda aportar al portafolio. Puede ser mensual, trimestral, semestral o anual. El efecto de aportar capital nuevo al portafolio es multiplicador en el largo plazo!
  6. El dinero que va al portafolio es dinero que NO NECESITA: la bolsa es en efecto un mecanismo ideal para aumentar su riqueza en el largo plazo, sin embargo conlleva riesgo, y principalmente riesgo de perder parte de su dinero. Si invierte disciplinadamente y con visión de largo plazo, no debería perder un solo centavo. Sin embargo, la bolsa tiene altos y bajos. En los bajos, usted no pierde nada sino hasta que en realidad vende la acción por menor precio al que la compró. Por todo esto, el dinero del que usted dispone para invertir tiene que ser dinero que NO NECESITE en los próximos 5 años. Nunca coloque dinero que va a necesitar en el futuro próximo, por ejemplo si tiene una cuota especial del pago del crédito de su apartamento a mediados del año próximo, el dinero para ese pago debe estar apartado en una cuenta de ahorros segura, NUNCA debe ponerlo en su cuenta de inversión.
  7. Plantéese una meta de largo plazo: su horizonte de inversión en la bolsa tiene que ser largo plazo. Largo plazo significa al menos 10 años para el retorno adecuado de su inversión. Todo proyecto debe comenzarse con una meta en mente. Por ejemplo, mi meta de largo plazo con mi portafolio, es poder vivir de los ingresos que éste me genere el día que me retire de mi trabajo. Esa meta es de largo plazo, comencé el portafolio hace 10 años (para el momento en que escribo esto) y todavía me faltan por lo menos 20 años para retirarme, así que el horizonte de inversión de mi portafolio es de 30 años. Otras metas posibles son, abrir un portafolio para ahorrar para pagar la universidad de un hijo que está aún en la escuela primaria, o abrir un portafolio para ahorrar dinero para comenzar un negocio propio pensando en un “semi-retiro” dentro de unos 10 años, entre otras metas de largo plazo que pueda plantearse.
  8. Cambie el dinero a dólares americanos y abra una cuenta de ahorros en Estados Unidos: primero necesita el dinero en dólares americanos. Si está dentro de sus posibilidades abrir una cuenta de ahorros en Estados Unidos mejor, ya que así ahorrará dinero en costos de transferencia. Transferir dólares desde Latinoamérica a Estados Unidos cada vez que quiera invertir dinero nuevo en el portafolio le será muy costoso. Transferirlo desde una cuenta de ahorros en un banco americano a su cuenta de inversión es generalmente gratis.
  9. Abra su cuenta de inversión en un broker online: el primer factor en seleccionar su online broker va a ser su país de residencia. No todos los brokers permiten abrir cuenta a personas viviendo fuera de Estados Unidos; y luego los que si reciben clientes fuera de Estados Unidos aceptan clientes en unos países si y en otros no. De los cientos de brokers online, los siguientes son los que más me gustan para inversionistas fuera de Estados Unidos:
    Broker Comisiones Mantenimiento de cuenta Mínimo para abrir la cuenta Países de residencia que acepta
    TD Ameritrade 10.99$ por transacción No cobra 500$ No acepta clientes residentes en Venezuela. Acepta clientes de casi todos los demás países
    Interactive Brokers 1$ por transacción Varía con volumen de operaciones, máximo 10$ mensuales 10.000$ Acepta clientes de todos los países de Latinoamérica, Europa y Asia
    Options Xpress 8.95$ por transacción No cobra No tiene mínimos En Latinoamérica acepta clientes de Venezuela, Colombia, Brasil. No acepta Argentina y Ecuador. Europa todos, Asia todos
  10. Adquiera toda la educación financiera que pueda: no necesita un PHD en economía para saber cómo invertir en la bolsa, pero si necesita entender lo que está haciendo, los riesgo que asume, valorar las empresas, entre otras cosas. La primera fuente de educación puede ser internet. Sitios como éste y otros ofrecen mucha información sobre cómo invertir en la bolsa. También si quiere educarse más en profundidad, la siguiente es la lista de lectura que yo recomiendo, y yo diría en el siguiente orden:
    1. One Up on Wall Street de Peter Lynch: este es el libro que yo considero que todo el que invierte en la bolsa debe leer. Mr. Lynch explica cómo conseguir las mejores empresas candidatas para construir su portafolio, y lo explica de una manera tan sencilla que puede ser entendida por cualquier persona y comenzar a aplicar estos principios desde el momento en que compra su primera acción.
    2. Buffett: The Making of the American Capitalist de Roger Lowenstein: existen miles de biografías sobre Warren Buffett sin embargo para mí esta es la mejor, ya que a través de la historia de la vida del Oráculo de Omaha, Lowenstein explica de manera sencilla los principios de inversión de Buffett. Si hay alguien de quién se puede aprender a invertir en la bolsa, esa persona se llama Warren Buffett.
    3. Value Investing With the Masters de Kirk Kazanjian: este libro está basado en entrevistas a distintos gerentes de portafolio estrellas de Wall Street, especializados en conseguir empresas subvaloradas por el mercado. Al leer las entrevistas el lector puede ir sacando sus propias conclusiones y afinando sus propios métodos para conseguir e invertir en empresas subvaloradas. Esta práctica, cuando llega a dominarse, es la que hace crecer los portafolios en el largo plazo y generar riqueza.
    4. The Inteligent Investor por Benjamin Graham: Benjamin Graham es considerado el padre del análisis de acciones, algo así como el Sigmund Freud de la bolsa de valores. Esta es su obra maestra, donde plasmó toda su teoría de acciones. Sin embargo debo decir que este libro es denso y no muy fácil de leer. Principalmente porque fue escrito en 1949 y en un lenguaje bastante formal. Pero, no por esto deja de ser la obra maestra que es. Los primeros tres libros que recomiendo son como la escuela básica de la inversión en acciones, éste es la universidad y el postgrado juntos.

    Como verán, todos los libros que estoy recomendando están en inglés. Sé que puede ser pesado para algunos, pero la verdad es que los mejores libros sobre la bolsa de valores están escritos en ese idioma. Pueden buscar en sus librerías locales, quizá ya los tengan traducidos al español.

  11. Una vez que comience a invertir, no pare: piense en invertir en la bolsa como una segunda carrera o un negocio a parte de su trabajo. Agárrele cariño, alguien muy sabio me dijo “lo que es afectivo, es efectivo”. Como ya he dicho en varias ocasiones, esto es un negocio con un horizonte de inversión de largo plazo, así que sin importar el clima político, económico o social, continúe ahorrando e invirtiendo. Suena a cliché, pero esa es la clave de la generación de riqueza e independencia financiera.

 

Hasta la próxima y buena inversión!

Publicado en: Finanzas estilo Bolsaparatodos, Invertir al estilo Bolsaparatodos

Valor intrínseco de una empresa

valor-de-la-empresaA la hora de invertir en una empresa (comprar acciones), la parte más importante en el proceso de decisión de inversión es estimar si el precio que se está pagando es el adecuado, es decir, si el precio actual de dicha acción en el mercado es muy alto (caro), o muy bajo (barato) o simplemente es el precio “justo” (ni caro, ni barato).

Invertir en una empresa (comprar acciones) es exactamente lo mismo que invertir en cualquier otro activo. Siempre esperamos pagar un precio adecuado a nuestro objetivo de inversión. Es decir, por muy bueno que sea el activo (o la empresa), si pagamos un precio muy alto respecto al verdadero valor de ese activo, el resultado de nuestra inversión será muy pobre en el largo plazo. Ahora, si por el contrario pagamos el precio “justo”, pues podemos esperar un retorno de inversión adecuado, pero si por otro lado corremos con la suerte de conseguirnos en un momento en el que el mercado está “sub-valorando” el activo (o la empresa) y logramos pagar un precio por debajo del valor actual del mismo, pues nuestro resultado de inversión en el largo plazo será excelente!

A riesgo de sonar simplista, estimar el valor real de una empresa y luego tratar de comprarla a un precio por debajo de ese valor real es todo lo que hace falta para tener éxito en el largo plazo en la bolsa y para generar verdadera riqueza!… Como dije, suena simplista, pero es la realidad. Si, por ejemplo pensamos que el valor real de Apple en estos momentos es 700$, pero vemos que la acción se cotiza a 430$, pues es simple, compramos y esperamos a que el mercado se de cuenta de su “error” de valoración y comience a cotizar la acción a unos 700$ o más. En el interín hemos tenido un retorno de inversión muy descente al haber comprado a 430$ y ahora tener la oportunidad de vender a 700$.

Ahora bien ¿cómo calcular o estimar el “valor real” de una empresa ? Esa es la parte que no es tan fácil; después de todo, si tuviésemos una fórmula mágica para calcularlo, pues lográramos infinitas ganancias en la bolsa. Así que esa tal fórmula mágica no existe. Sin embargo, si existe un concepto que si lo logramos entender, puede ayudarnos a mejorar nuestros resultados. Es el concepto de Valor Intrínseco. El valor intrínseco es el valor real de una empresa. El precio que vemos todos los días en la bolsa es simplemente el precio determinado por la oferta y la demanda sobre la acción, pero detrás de ese precio hay un valor intrínseco, o valor real, que representa el valor actual de la empresa basado en las perspectivas de generación de ganancias futuras de la misma. En téminos financieros, la definición de valor intrínseco es: el valor presente de todos los flujos de caja futuros de la empresa, descontados a la tasa de retorno esperada.

 

Todo este concepto de Valor Intrínseco se basa en el principio financiero de valor de dinero en el tiempo. Este principio dice que el dinero vale más hoy que mañana!. Piénselo por un momento, es intuitivo, ¿qué prefiere tener 100$ hoy o 100$ mañana?…. Pués supongo que todo el mundo piensa igual, tener 100$ hoy es mucho mejor que esperar hasta mañana para tenerlos!. Por eso, en finanzas (y en la vida real) se entiende que esos 100$ de hoy valen más que los 100$ de mañana. Ahora bién, podríamos calcular el valor presente de esos 100$ de mañana. Es decir, el valor que tiene hoy la espectativa de recibir 100$ mañana. A ese valor se le llama Valor Presente. En fórmulas, el valor presente es el siguiente:

 

 

Vp = Fn
——
(1+r)n
Fórmula 1 – Valor Presente de un flujo de caja futuro.

 

Donde:

  • Vp es el valor presente
  • Fn es el Flujo de caja futuro en el período n
  • r es la tasa de interés o tasa de retorno que usted espera de la inversión
  • n es el número de períodos. Por ejemplo si estamos calculando en años, y estamos hablando del flujo de caja en el segundo año de la inversión entonces n = 2

 

Luego, el Valor Intrínseco de la inversión (de la empresa) es: la suma de todos los valores presentes de los flujo de caja futuros descontados a la tasa de retorno esperada.

Como en “teoría” una empresa podría producir ganancias por un tiempo ilimitado, la sumatoria de “flujos de caja futuros” podría ser infinita. Sin entrar en detalles matemáticos, en finanzas se acota esta sumatoria a los futuros 10 años y en el último año se calcula el llamado valor terminal o valor a perpetuidad de la empresa.

Con todo esto, la fórmula de Valor Presente de una inversión o el Valor Intrínseco de una empresa queda de la siguiente manera:

Vp = F1 + F2 + F3 ……..+ F10 + Perpetuidad10
—— —— —— —— ————
(1+r) (1+r)2 (1+r)3 (1+r)10 (1+r)10
Fórmula 2 – Valor presente o valor intrínseco de una empresa.

 

A lo que yo llamo Perpetuidad10 es calcular el valor en el año 10 de un crecimiento constante de las ganancias a partir de ese momento, a una tasa terminal. Esa tasa terminal generalmente es 3% ya que corresponde con el valor histórico de la inflación asociada al dólar americano.

Esta Perpetuidad se calcula de la siguiente manera:

Perpetuidad10 = F10
——
(r-g)
Fórmula 3 – Cálculo del valor terminal de una empresa.

 

Donde:

  • Perpetuidad10 es el valor en el año 10 de la perpetuidad de flujos de caja a partir de ese momento (también llamado valor terminal de la empresa)
  • F10 es el flujo de caja en el año 10
  • r es la tasa de retorno esperada de la inversión
  • g es el crecimiento esperado de las ganancias después del año 10, que como ya he mencionado generalmente es 3%

El concepto de margen de seguridad

Ahora bien, como ya vimos, con las fórmulas 2 y 3 podemos calcular el valor intrínseco de una empresa. Sin embargo, el hecho que calculemos hoy que el valor intrínseco de la empresa que nos interesa es 100$ por acción no quiere decir que vamos a salir a pagar 100$ por acción si esa es la cotización actual. Como vimos en la fórmula, el valor intrínseco de la empresa depende de los flujos de caja futuros, es decir, de la ganancia neta que dicha empresa va a generar en los próximos 10 años o más. Con ésto podemos ver que el cálculo del valor intrínseco no es una fórmula mágica que nos dice exactamente cuánto vale la empresa hoy, porque ese valor depende de las espectativas de crecimiento futuro de las ganancias de la empresa.

Entonces, como el valor intrínseco depende de una “expectativa de crecimiento futuro” de las ganancias de la empresa, y como nadie puede predecir el futuro, entonces no podemos tomar el valor intrínseco como una verdad absoluta y salir a invertir nuestro dinero comprando acciones exactamente al valor que nos dió el cálculo.

Es aquí donde entra otro concepto poderoso. Es el concepto de margen de seguridad. Este concepto lo acuñó un economista norteamericano y además quién es considerado el padre del análisis del valor de las acciones, y uno de mis héroes personales, Benjamin Graham. Para Graham, el margen de seguridad es el precio máximo que un inversionista debería buscar pagar por una acción por debajo del valor intrínseco de dicha acción calculado por el inversionista. Y en regla general, ese margen debería ser 20%.

Sencillo pero, como dije antes, poderoso. Veamos un ejemplo: supongamos que usted quiere invertir en la empresa XYZ y utilizando las fórmulas aquí explicadas de valor intrínseco, calcula que la empresa debe valer al menos 100$ por acción. Luego, si aplica la regla de Graham, el margen de seguridad es del 20%, con lo que usted debería tratar de comprar la acción a no más de 80$ (20% por debajo del valor intrínseco). Sencillo, no lo complique más que eso, comprar por encima de ese precio aumenta el riesgo de su inversión. Si la acción se está cotizando por encima, digamos 90$, es mejor esperar a que el mercado le de una mejor oportunidad a 80$ o menos.

Para hacerles la vida más fácil, y también para usarlo yo, escribí un pequeño programa para calcular valor intrínseco. El mismo lo tienen en el siguiente link.

La bolsa no es un juego, ni una ruleta de apuestas, así que la disciplina y la metodología les va a garantizar éxito en el largo plazo y generación de riquezas. Hasta la próxima.

Publicado en: Finanzas estilo Bolsaparatodos

Mi viaje al Woodstock del Capitalismo

saul_berkshireMe enteré de la existencia de Berkshire Hathaway, la empresa de Warren Buffett, por allá por el año 2005. La empresa ha estado bajo el mando del oráculo de Omaha desde los años 60, sin embargo, yo comencé a invertir en la bolsa en 2003 y para 2005 esta empresa era algo nuevo para mi.

Antes de 2005 no sabía que cuando compraba ropa interior Fruit of the Loom, o cuando veía la propaganda en televisión de la simpática lagartija de la empresa de seguros GEICO, o cuando comía caramelos See’s Candies, Berkshire Hathaway estaba detrás de todo ello, o no sabía por ejemplo que Berkshire era dueña del 13% de American Express, el 9% de Coca Cola, el 2% de ConocoPhillips, el 6% de IBM, el 1.2% de Johnson & Johnson, el 5% de Kraft Foods, el 2.6% de Procter & Gamble, y pare de contar.

A principios de 2005, por alguna razón de la que ya no me acuerdo, leí el libro Buffett: The Making of the American Capitalist de Roger Lowenstein. En el libro, Lowenstein narra la biografía de Warren Buffett, desde el punto de vista de cómo nace y se hace un verdadero capitalista. A través de la prosa de Lowenstein me enteré como Buffett pasó de ser un repartidor de periódicos en su infancia, a comprar su primera acción en la bolsa a los 11 años, a graduarse en la universidad de Nebraska para luego ser rechazado en la admisión de la escuela de negocios de Harvard (la peor decisión de admisión en la histaria de tan renombrada universidad, si me lo permiten) para luego entrar en el MBA de Columbia University donde fue tomado bajo el ojo mentor del gran Ben Graham, salir de ahí, comenzar su propio club de inversión con familiares y amigos, hacer suficiente dinero para comprar la empresa textilera a punto de quiebra, Berkshire Hathaway, con ella comprar la empresa de seguros GEICO y con ella comenzar a generar un torrente imparable de efectivo y nuevo capital que le ha permitido comprar un conglomerado de negocios que van desde chupetas de caramelos (See’s candies), pasando por empresas generadoras de electricidad (MidAmerican), fabricantes de jets privados (NetJets), muebles para el hogar (Nebraska Furniture Mart), ropa interior (Fruit of the Loom), y hasta un ferrocarril (Burlington Northern Santa Fe).

Leyendo ese libro, entendí en verdad lo que significa ser un capitalista. Buffett es, en mi opinión, la regla de oro del capitalismo. Es la persona que puede ver valor y capacidad de generación de ganancias y bienes, donde otros solo ven una empresa en problemas al borde de la quiebra, es el ente generador de cambios que toma una empresa llena de problemas y la transforma en una máquina de hacer dinero, para luego tomar ese dinero que esta empresa comienza a generar e invertirlo en otra empresa que se ve en problemas y luego convertirla en otra máquina de hacer dinero y así ad infinitum.

Luego de leer el libro y un montón de artículos más en internet sobre Berkshire Hathaway y Warren Buffett, comencé a entender como funciona su empresa y decidí hacerme accionista. En 2005 compre una acción clase B. Al hacerme accionista, comencé a leer todos los años el reporte anual de Berkshire Hathaway, y especialmente, la famosa carta a los accionistas de la empresa que Warren escribe desde los años 70. Estas cartas a los accionistas de la empresa, son una verdadera clase de finanzas, inversiones, bienes raíces, estado general de la economía mundial, etc, en fin, contienen, en mi opinión, todo lo que alguien que quiera invertir sus ahorros necesita saber para los próximos años.

Leyendo estas cartas, siempre pensé que sería maravilloso y de mucho provecho, escuchar estas lecciones de boca del propio Oráculo de Omaha, en el llamado Woodstock del Capitalismo, la reunión anual de Berkshire Hathaway, que se celebra todos los años en Omaha Nebraska.

Pues este año tuve la oportunidad de ir. Lo primero que hice fue escribir a la empresa solicitando mi pase de accionista para los eventos de la reunión…. helo aquí:

shareholder

Luego, armado con mi pase de “Shareholder”, el pasaje de avión más barato que encontré, la reserva de hotel más barata que encontré cerca del lugar de la reunión (todo al más puro estilo austero que Warren pregona, ahorra cada dólar que puedas luego invertir) y mi cuaderno para tomar notas, me fui a Omaha en Nebraska, una ciudad que no conocía.

Ya en la ciudad, me levanté a las 6:00 am el sábado 5 de mayo, día de la reunión, tomé un fuerte desayuno en el hotel, donde noté queTODOS los presentes en el desayuno portaban ya orgullosamente guindado del cuello su pase de “shareholder”; tome el “shuttle” de cortesía del hotel (de nuevo andaba en mi modo Warren el austero), y me fui a la reunión. Las puertas abrieron a las 7:30am, a las 8:30am comenzó una película muy simpática, hecha en caricaturas, con una parodia de la vida de Warren y a las 9:30am, puntualísimo como siempre, hizo aparición en escena el Oráculo de Omaha en persona, Warren Buffett y su entrañable amigo y socio de toda la vida Charlie Munger, presidente y vice presidente respectivamente de la empresa.

Sin importar lo pomposo y famoso de la reunión, no debemos olvidar que al final del día es simplemente lo que és, la reunión anual de accionistas de una empresa, tal como la tienen todas las empresas serias del mundo. La parte formal de la reunión, en realidad dura 30 minutos, como de 3:30pm a 4:00pm. En la parte formal, es donde como en todas las empresas, se elige o reafirma la junta directiva, y se discuten, se aprueban o rechazan propuestas de los accionistas respecto al funcionamiento general del negocio.

Sin embargo, la reunión de Berkshire no es una reunión común y corriente. Para empezar asisten como 40mil personas y la gente que atiende es de todo tipo, tamaño, colores, edades y nacionalidades. Van desde personas mayores, ya retiradas, en las que las acciones de Berkshire, forman la piedra angular de su portafolio de retiro, asisten también jóvenes que tienen solo unas pocas acciones clase B (1/50 del valor de las legendarias clase A) y van sólo por la emoción de ver al Oráculo de cerca, van empresarios “serios” de traje y corbata, van accionistas acaudalados dueños de las acciones clase A que en estos momentos cuestan más de 100mil dólares, van personas de Asia, Europa, Africa y todos los continentes, y si, vá hasta Bill Gates :-)… este último es dueño del 5% de la empresa y tiene un puesto en la junta directiva, además de ser muy amigo de Warren.

Cuando digo 40mil personas, no exagero:

40thpeople 40thpeople

Como dije antes, la reunión formal de la empresa dura solo 30 minutos. Pero la parte más importante para los accionistas no es precisamente votar en la reunión formal de la empresa, de hecho hoy en día todo el mundo vota por internet semanas antes de la reunión, así que esos 30 minutos son en realidad un “formalismo” exigido por la ley de mercado de capitales. La parte más importante de la reunión, y por la cual vamos (me incluyo) todos a pagar peregrinación a la Meca, perdón, a Omaha, es la famosa sesión de preguntas y respuestas que dura desde las 9:30am hasta las 3:30pm con un pequeño receso para almorzar.

En esta sesión, los accionistas y la prensa, le hacen a Warren y a Charlie Munger, la más variopinta selección de preguntas. Obviamente, la mayoría versa sobre el estado general de la empresa y sobre la bolsa de valores. La impresión que me dio, es que todo el mundo trata de “extraer” un poco de sabiduría del Oráculo con el fin último de mejorar el rendimiento de las inversiones de cada quién.

Warren siempre ha sido muy claro en cuanto a la regla de oro de estas reuniones: “me pueden preguntar lo que quieran, menos preguntarme: dígame por favor en qué invierto?”.

Sin embargo, aunque esta regla se respeta, es más o menos fácil “burlarla” y tratar de sacar un poco de sabiduría del maestro de las inversiones. Por ejemplo, está prohibido preguntar: “Si compro acciones ahora de Wells Fargo y de IBM, me va a ir bien en el largo plazo?”, pero, se puede obtener el mismo resultado preguntando: “por qué Berkshire decidió aumentar su inversión en Wells Fargo y por qué decidió comprar 5% de IBM?”.

De la sesión de preguntas, las perlas de información que me parecieron más importantes fueron las siguientes:

Accionista preguntó: ya tiene plan de sucesión, nos puede dar detalles?
Esta ha sido una pregunta constante entre los accionistas durante los últimos años. Es siempre una pregunta incómoda, porque básicamente lo que se está preguntando es “que va a pasar cuando usted se muera, quién va a ser su sucesor y cómo se va a manejar la empresa?”. Aunque incómoda, la pregunta es lógica. Miles de personas tienen gran parte de sus ahorros en acciones de Berkshire, y Warren ya tiene 81 años y Charlie Munger no es precisamente un muchachito, con sus 89 años.

Warren y la directiva de la empresa, insistieron en que es mejor para los accionistas no saber la identidad del sucesor de Warren, pero aseguraron que el sucesor ya está elegido además de 2 o 3 más de respaldo en caso que el elegido no pueda tomar el cargo. De hecho, Warren rebeló que no es un sucesor, son dos, uno que se va a encargar del puesto de CEO y otro que se va a encargar de la administración del portafolios de inversiones de la empresa. Esto habla de lo difícil que es calzarle un zapato al Oráculo, puesto que desde que compró la empresa en los años 60, Warren se ha encargado de ambas funciones por si solo. Luego de su partida, van a hacer falta dos genios para llenar su puesto.

Charlie Munger también soltó algunas perlas, aunque habla mucho menos que Warren, y algunas muy graciosas.
Un accionista preguntó: nos gustaría ver a Berkshire invirtiendo en China. Qué consejos les podrían dar a los CEO de las empresas Chinas para que manejen sus empresas de una forma que haga a Berkshire estar más interesado en invertir en ellas?

Charlie Munger respondió: “no creo que nosotros le podamos enseñar nada a los chinos”…. risas en toda la sala, Warren se quedó callado con cara de “Charlie, siempre me metes en problemas” :-)

Accionista preguntó: por qué salió a recomprar acciones de Berkshire en Octubre del 2011?

Warren respondió: “porque el precio de la acción en ese momento andaba por los 75$ (la clase B). Esto representaba 1.1 veces el valor en libros. El precio respecto a valor en libros de la acción de Berkshire ha oscilado a lo largo de los años desde 1 hasta 2 veces el valor en libros, siendo 1.3 el promedio. Entonces, 1.1 es muy barato y es un precio que no se veía en décadas. Cuando veo una empresa a un muy buen precio no dudo en comprarla, así sea mi propia empresa.”

En este punto tome nota clara: “cuando vea las acciones de Berkshire, rozar el 1.1 valor en libros, estoy preparado para apretar el gatillo y aumentar mi posición”. De hecho, al momento en que escribo esto, el precio es 1.14 veces el valor en libros…. barato!

Accionista preguntó: están sentados sobre más de 20mil millones de $ en caja, por qué no pagan dividendos?

Warren respondió: “nunca hemos pagado dividendos, porque siempre hemos conseguido opciones más rentables de inversión del capital de la empresa que la opción de pagarlo en dividendo a los accionistas. Esto ha beneficiado principalmente a los mismos accionistas, porque estamos seguros que el crecimiento del valor en la acción y del valor en libros de la empresa a lo largo de los años, ha sido mayor sin pagar dividendos (reinvirtiendo todas las ganancias de vuelta en el negocio) que lo que hubiese sido si pagáramos una parte de las ganancias en dividendos. Si, por ejemplo, una persona en edad de retiro necesita general flujo de efectivo, es mejor para esta persona vender una parte de su posición en la empresa a final de cada año. Digamos que quieren un rendimiento del 3% en dividendos, bueno, pueden conseguir el mismo efecto vendiendo un 3% de su posición al final del año”.

Accionista preguntó: si, pero como dije, están sentados sobre más de 20mil millones en caja!

Warren: “necesitamos tener siempre al menos 20mil millones en caja para prepararnos para, el peor caso, catastrofes o imprevistos, o para oportunidades extraordinarias de inversión. Berkshire ya tiene una tamaño tal que no nos permite hacer compras pequeñas, como lo pudimos hacer 40 años atrás; hoy en día cuando salimos a cazar, cazamos elefantes, como por ejemplo cuando compramos Burlington Northern Santa Fe el año pasado (el ferrocarril más grande de EEUU).”

Accionista preguntó: bancos Europeos o bancos Americanos en estos momentos, y cuál es su favorito?

Charlie Munger: “ohh!, bancos Americanos definitivamente…. están mejor capitalizados en estos momentos que los bancos Europeos.”

Warren: “mi favorito, Wells Fargo, sólida estructura de capital, poca o ninguna exposición a créditos hipotecários de baja calidad, y eliminó de su cartera cualquier exposición importante a derivativos exóticos como los “default swaps”. Primero Wells Fargo, pero después JP Morgan…. si queda capital y oportunidad de inversión”

Accionista preguntó: Apple recientemente inició el pago de dividendos…. qué pasa con Berkshire??? (y dale que te pego con el dividendo, nota personal mía)

Warren: bien por ellos!!!….. risas en toda la sala :-)

Accionista preguntó: que piensa del Bailout de 700 millardos de USD que el gobierno de EEUU impulsó en 2008 para palear la crisis financiera?

Warren: “pienso que el gobierno y el FED (el Banco Central de EEUU) hicieron su trabajo en ese momento. Lo que evitaron fue el Armagedón financiero y hoy no estaríamos en el camino de recuperación económica en el que estamos si no hubiese sido por las acciones del gobierno en ese momento”.

Mi nota personal: tremendo espaldarazo le dio al gobierno con esta opinión, sin embargo, por mucho que Warren esté en el podio de mis héroes personales, en este punto difiero diametralmente con él. Sin embargo esa discusión (más que todo sobre filosofía Capitalista) la dejo para otro artículo en un futuro.

La pregunta incómoda del día: Sr. Buffett, cómo se siente?

Esta pregunta viene a caso, porque recientemente a Warren le detectaron cáncer de próstata etapa 1

Warren: “me siento bien, de hecho no voy a iniciar tratamiento sino hasta junio – julio. Tengo 4 médicos, los cuales se reúnen conmigo y mi familia a menudo. Ellos me aseguran que mi tipo de cancer tiene la tasa más alta de sobrevivencia, sin embargo, si la situación llegara a cambiar, la comunicaría inmediatamente a los accionistas de la empresa”

Charlie Munger: “quizá hasta yo tenga más cáncer que el mismo Warren, pero como siempre él se lleva toda la atención”…. risas en toda la sala :-)

Accionista: entonces, la acción de Berkshire está en estos momentos subvalorada?

Warren: “el mercado siempre subvalora de vez en cuando muchas empresas, eso es parte del juego, de hecho así fue como me hice millonario”….. risas en toda la sala :-)

Accionista: Warren, usted es conocido por no querer invertir en empresas de tecnología, por qué entonces el año pasado compró el 5% de IBM?

Warren: “no tengo nada en contra de las empresas de tecnología, es solo que no me gusta invertir en un negocio en el cuál no puedo tener una visión clara de lo que pueda pasar en su respectivo mercado en los próximos 10 años. En tecnología es imposible predecir lo que va a pasar la semana próxima, por eso las empresas tecnológicas me parecen una apuesta riesgosa. Sin embargo, IBM es una empresa que ha diversificado mucho su fuente de ingresos, pasó de solo vender servidores y software a vender un compendio multi capas de servicios recurrentes por los que las grandes empresas siguen dispuestos a pagar millones. Este mercado es más fácil de predecir y por eso invertí”

Accionistas: entonces, por qué IBM y no Google, Facebook o Apple?

Warren: “Google, Facebook y Apple son empresas extraordinarias, sin embargo su tipo de negocio es tal que no se puede saber con certeza alguna hacia dónde se dirigen sus respectivos mercados. Es más facil estar en lo correcto respecto al mercado de IBM que respecto al mercado de Google, Facebook y Apple”

Charlie Munger: “además, qué podemos saber nosotros sobre ciencias de la computación????”…. risas en toda la sala :-)

Accionista: que piensa del problema de corrupción que enfrenta Walmart en México?

Warren: “pienso que es un problema de corto plazo el cuál la empresa va a superar y no va a afectar de manera importante el desarrollo de su negocio en el largo plazo”

Charlie Munger: “para mi Walmart sigue siendo una empresa honorable”

Warren: “en toda empresa grande, del tamaño de Walmart y Berkshire, es difícil controlar lo que hacen absolutamente todos los empleados. Siempre habrá alguien que quiera torcer las reglas, eso es difícil de controlar. Lo importante es enfrentar la situación cuando se presente y minimizar el daño”

Accionista: un clima económico global inestable lo ha alejado alguna vez de la idea de invertir?

Warren: “a nivel corporativo, compré la primera empresa en 1942 cuándo perdíamos la guerra (Estados Unidos)!!!! que peor clima global que ese?… si, la situación económica estaba mal, la situación política global era terrible, pero las acciones y las empresas estaban baratas!!!!”

Charlie: “no invertimos en titulares de prensa, invertimos en negocios”

Accionista: otra vez sobre clima económico global actual: dónde invierte Berkshire y razones para ser optimistas?

Warren y Charlie Munger, casi a duo: “Berkshire tiene el 95% de sus inversiones en Estados Unidos, creemos en el futuro de América”

Warren: “razones para ser optimistas: somos más productivos que nunca, vivimos más tiempo, somos más inteligentes, más educados y tenemos mejor tecnología”

Accionista: piensa retirarse?

Warren: “Cuando Berkshire compró Nebraska Furniture Mart, la empresa estaba dirigida por la legendaria Rose Blunkin (Mrs. B). Ella fundó la empresa y la dirigió toda su vida. Cuando Rose cumplió 102 años, decidió retirarse. Al año siguiente se murió. Siempre que pienso en retirarme me acuerdo de Rose, entonces cambio de opinión”…. risas en toda la sala :-)

Accionista: qué piensa sobre invertir en Oro?

Warren: “todo el oro del mundo vale unos 9 trillones de dólares. Si usted tiene 9 trillones de dólares, podría comprar todas las tierras agrícolas de Estados Unidos, más 16 veces Exxon Mobil (la empresa más rentable del mundo). Entonces dígame usted, qué prefiere? tener todo el oro del mundo o tener todas las tierras agrícolas de USA más 16 Exxon Mobiles? Dentro de 100 años, un cubo del tamaño de una piscina olímpica, más o menos el tamaño de todo el oro del mundo, seguirá siendo el mismo cubo, pero imagínese todo lo que en los próximos 100 años producirán las tierras agrícolas Americanas y 16 veces Exxon Mobil!!!”

Warren, más sobre invertir en oro: “cuando compré Berkshire Hathaway, la onza de oro estaba a 24$ y la acción de Berkshire valía 19$. Hoy en día la onza de oro vale unos 1600$ y la acción clase A de Berkshire vale 120mil$. Sáquelo por ahí”

Mi nota personal: en realidad el oro ha rendido más que las acciones durante los últimos 10 años, sin embargo históricamente, cuando tomamos períodos más largos las acciones son mucho mejor inversión que el oro. Dicho esto, si pienso que no está de más tener al menos un 5% del portafolio en oro. El oro es muy buena protección contra la inflación y contra la devaluación del Dólar y el Euro.

Mis conclusiones finales:

Como dije arriba, la sesión de preguntas dura todo el día y es mucha sabiduría la que el Oráculo de Omaha derrama en ese tiempo. Sin embargo las ideas más importantes para mi fueron:

  1. Warren tiene solo dos reglas para con sus gerentes: regla #1: “Jamás pierdas dinero”, regla #2: “jamás olvides la regla #1″. Lo mismo debemos aplicar nosotros en nuestras inversiones
  2. Nunca inviertas en un negocio que no entiendes 100%. No importa si todo el mundo está invirtiendo en ese negocio, si tu no lo entiendes, aléjate de él
  3. Warren, en tecnología cree en IBM como inversión de largo plazo. Yo, sin embargo, siguiendo la conclusión #2, entiendo mejor como funcionan Google, Apple y Facebook que IBM, por lo que me quedo con las primeras 3
  4. Las acciones de Berkshire clase B: esta es una de las posiciones más antiguas e importantes en mi portafolio. El dato que dio Warren de tratar de comprar las acciones de la empresa cuando estas se coticen cerca de 1.1 veces el valor en libros es super importante y super sólido. Definitivamente una buena regla de la mano derecha a la hora de aumentar mi posición en BRK-B
  5. Respecto al clima económico global: no importa mucho la verdad, invierte en buenos negocios no en titulares de prensa!
  6. Walmart: superará los problemas de corto plazo, sigue siendo buena inversión de largo plazo
  7. Otros mercados de inversión interesantes: bienes raíces en este momento en Estados Unidos
  8. Quieres exposición al mercado bancario: Wells Fargo se perfila como una buena opción, además paga muy buen dividendo

Y por último invierte para el largo plazo: a Warren solo le tomo unos 60 años llegar a donde está :-)

Para cerrar, la única foto que me pude tomar con Warren y Charlie :-)…. hasta la próxima!

saul_berkshire

Publicado en: Variedades

¿Has pensado en tu retiro?

canasta-de-retiroEn estos días un amigo del trabajo me preguntó: “¿Cómo puedo saber de qué me servirá tener 1.000.000 de dólares dentro de 30 años?”

Esta es una curiosidad muy recurrente en muchas personas, simplemente porque es la cifra de los sueños de muchos, el gran “millón de dólares”.
Para responder a esta pregunta, lo más acertado, desde el punto de vista financiero, es descontar ese millón de dólares para traerlos a valor presente y así tener una idea del poder adquisitivo que tendrá ese dinero dentro de 30 años comparándolo con su equivalente en valor actual. Uno de los principios fundamentales de las finanzas es “EL DINERO TIENE VALOR EN EL TIEMPO”…… a mi me gusta también decir “el dinero PIERDE valor en el tiempo”. Y es que, es fácil soñar con qué haríamos hoy si tuviésemos ese millón de dólares, pero no es muy fácil saber, qué podré hacer dentro de 30 años con un millón.
La fórmula de valor presente dice que:
Valor presente = Valor futuro/(1+r)^n (el sombrerito ^ significa elevado a la n)
Donde r es la tasa de interés de descuento y n es el número de períodos. Para responder a la pregunta de “¿qué podré hacer con tal cantidad dentro de tantos años?” lo más recomendable es usar como tasa de descuento (r) el valor promedio de la inflación. Como estamos hablando de dólares americanos, usemos la inflación de EEUU. Esta inflación ha sido en promedio, los últimos 75 años, 3% anual; así que nuestra r es 3% (0,03 para efectos de la fórmula).
Luego, como nuestra pregunta es “¿qué puedo hacer con 1 millón en 30 años?” nuestro número de períodos (n) es 30.
Así la cuenta es:
Valor presente = 1.000.000/(1+0,03)^30 = 411.986,75 USD
Así que la respuesta para mi amigo fue, “bueno, con 1.000.000 USD dentro de 30 años podrás hacer lo mismo que podrías hacer hoy con 411.986 USD”. Es decir, si hoy un apartamento cuesta 100.000 USD, pues es probable que mi amigo pueda comprarse al menos cuatro apartamentos iguales dentro de 30 años que son los mismos cuatro apartamentos que podría comprar hoy con los 411.946 USD.
Ahora, estarán pensando… “¿qué tiene todo esto que ver con la pregunta de si he pensado en mi retiro?”. La respuesta es: mi edad de retiro está entre 25 a 30 años en el futuro, al igual que la de mi amigo del trabajo, al igual que la de la de mi novia y de la mayoría de mis amigos (go generation X!!!). Por eso sé que muchos de ellos se preguntan (o espero que por lo menos se lo hayan preguntado alguna vez), “¿cuánto dinero voy a necesitar para retirarme?”.
Esta es la pregunta del millón (de dólares?). Muchos asesores financieros señalan la famosa suma “usted va a necesitar al menos 1 millón de USD”, otros hablan del doble, pero lo que en verdad importa son las expectativas de vida y metas de cada quién.
Para empezar, al pensar en retiro, el estatus de retiro varía de una persona a la otra. Por ejemplo, revisen primero: ¿es usted un empleado público que espera algún día jubilarse con por lo menos el 80% del sueldo en la empresa donde trabaja?…. o ¿trabaja en una empresa privada que no le promete nada al jubilarse?…. estas son las dos primeras preguntas que se hace un profesional que vive y trabaja en Latinoamérica, ya que en EEUU y en Europa, la mayoría de las empresas privadas ofrecen algún tipo de plan de pensión (jubilación), pero en Latinoamérica, el que trabaje en una empresa privada no cuenta con un plan de jubilación la mayoría de las veces, así que su plan de jubilación o retiro será ahorrar todo lo que pueda durante los años de trabajo con la esperanza de que en algún momento tenga ahorrado lo suficiente para no tener que trabajar más y pasar sus últimos años viviendo de la renta que estos ahorros le produzcan.
De todas maneras, tanto si usted trabaja en una empresa u organismo del gobierno, como si trabaja en una empresa privada o incluso si usted tiene su propia empresa, de todas todas tiene… DEBE pensar en su retiro y hacer un plan para éste.
Entonces, luego de responderse a esa pregunta, de si va a contar con jubilación, seguridad social, una combinación de ambas, o ninguna de las dos (como creo es el caso de la mayoría de los latinoamericanos), la siguiente pregunta que debe plantearse es, ¿a qué edad quiero retirarme?
Una edad típica para pensar en retiro es 60 años. Escoja una edad, haga los cálculos y vea luego si la edad se ajusta a su plan, y si no modifique esa edad o modifique el plan.
Luego, al determinar su edad de retiro, hágase la siguiente pregunta: ¿cuánto van a ser mis gastos cuando esté retirado? Aquí hay muchos métodos para estimar esos gastos en la edad de retiro, sin embargo el que a mi más me gusta usar se basa en la misma fórmula de arriba de valor presente, pero al contrario, para calcular el “valor futuro” de sus gastos. Todos sabemos cuántos son nuestros gastos mensuales actuales, entonces una forma de calcular los gastos en edad de retiro es calcular el valor futuro dentro de 30 años del total de los gastos actuales o dentro de la cantidad de años que a cada quién le falten para el retiro. De la fórmula de valor presente, podemos despejar fácilmente el valor futuro y nos queda lo siguiente:
Valor futuro = valor presente * (1+r)^n
Ahora, igual que en el ejemplo del millón de dólares, sigamos hablando en dólares y entonces usemos la misma tasa de descuento (r) de la inflación, es decir 3% (0,03). Para n usen la cantidad de años que les falta para llegar a la edad de retiro.
Tomemos como ejemplo, una persona de 30 años que actualmente tenga unos gastos mensuales de 2.000 USD. Luego, digamos que la persona se quiere retirar a los 60 años, para ello faltan 30 años, esa es nuestra n; y ya dijimos que la r es 3%.
Metiendo estos datos en la fórmula, nos da:
Valor futuro de los gastos mensuales = 2.000 * (1+0,03)^30 = 4.854 USD
Es decir, si mantiene un ritmo de vida más o menos estable y similar al actual, la persona en nuestro ejemplo va a necesitar de 4.854 USD mensuales para cubrir sus gastos en el año en que se retire del trabajo. Hay quienes recomiendan tomar solo el 80% de ese monto, porque supuestamente “en edad de retiro se tiende a gastar menos”, argumentando que los hijos ya fueron criados y son independientes, y que el ritmo de la vida social disminuye considerablemente. Sin embargo, para nuestro ejemplo, tomemos el 100% del monto para que la persona de nuestro ejemplo viva a “todo trapo”.
Ahora sabemos que José (acabo de bautizar a nuestro treintañero del ejemplo) va a necesitar unos 4.854 USD mensuales para vivir en edad de retiro. Pero esto es solo en el momento en que tenga 60 años. ¿qué pasa después? También las respuestas a esta pregunta varían mucho, pero en mi opinión, lo que pasa después es que esos gastos van a ir en aumento año tras año. ¿Por qué?… porque lamentablemente, es razonable pensar que mientras más viejos más dinero vamos a gastar en mantener nuestra salud y alargar nuestra vida lo más que se pueda (de eso se trata todo, no?)
Entonces, si seguimos hablando de dólares y de inflación del 3%, un número conservador para estimar el incremento de los gastos luego de la edad de retiro puede ser 5%. Es decir, estimemos que nuestros gastos en edad de retiro van a aumentar un 5% anual a partir del año que nos retiremos.
Por último, la verdad más dura de aceptar en la vida, “todos nos vamos a morir algún día”. Así que tienen que fijar una expectativa de vida para poder calcular un plan de retiro. Digamos que nuestro amigo José es una persona saludable, que lleva una dieta balanceada y hace ejercicios, y por eso piensa que va a vivir mínimo 95 años. Si José piensa eso, es mejor que planifique retirarse con una cantidad de dinero suficiente para vivir 35 años más después de retirarse al haber cumplido los 60. (aaa…. y no vale aplicar la de “vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”…… así que planifiquen para el caso más realista que es que no habrá nadie que los mantenga cuando sean unos viejitos).
Entonces, una vez calculados los gastos en edad de retiro, el incremento anual de los mismos, la edad de retiro y la expectativa de vida, hagan una tablita de excel (o en la hoja de cálculo que más le guste) y vean toda la cantidad de dinero año tras año que José (digo que ustedes) va a necesitar para vivir sin trabajar.
Ahora ya sabemos cuánto van a ser los gastos mensuales de José en la edad de retiro. Pero ahora saltamos a la pregunta del millón, ¿cuánto dinero va a necesitar José para poder retirarse y vivir lo que le quede de vida sin trabajar?
Como podrán ver en la hoja de cálculo anexa, José va a necesitar retirarse con 2.599.559 USD ahorrados a la edad de 60 años para poder vivir sin trabajar hasta los 95 años. Este número implica varias cosas importantes: la primera, 1.000.000 USD ya no suena a tanto dinero como pensábamos (y como piensan muchos asesores financieros); la segunda, reunir a lo largo de 30 años de trabajo 2.599.559 dólares NO ES TAREA IMPOSIBLE como nos pudiese parecer a primera vista (y espero no se hayan desmayado al leer la cifra al principio de este párrafo); y la tercera, y más importante implicación, aunque no es tarea imposible, no es fácil tampoco y NO lo van a lograr dejando todos sus ahorros en una simple cuenta de ahorros o en plazos fijos (certificados de depósitos).
Entonces, queda el verdadero meollo del asunto, ¿cómo hago para reunir esa cantidad de dinero?…..
Para ilustrar qué se puede hacer para ello, en la misma hoja de cálculo modelé un plan de inversiones para él (para nuestro amigo José). El plan parte de las siguientes suposiciones:
  • José tiene ahorrado hoy en día (a los 30 años) en una cuenta de ahorros 10.000 USD
  • José va a tomar el 90% de ese valor ahorrado y va a abrir una cuenta de inversión en un broker online
  • José va a formar un portafolio de inversión compuesto por el 75% del mismo en acciones y el 25% del mismo en bonos y CDs (certificados de depósito o plazos fijos)
  • José va a ajustar su presupuesto para poder aportar 1.620 USD mensuales a su portafolio
  • José va a tener un rendimiento de 8% anual en su portafolio por los próximos 30 años
Estas suposiciones son tolerables, ya que vemos que 10.000 USD no es una cantidad imposible de ahorrar, además hoy en día con brokers online como los que aparecen listados aquí se puede abrir una cuenta de inversión con tan solo 2.000 USD (José la quiere abrir con 9.000 USD) y con esta cuenta se tiene acceso a invertir en acciones, fondos mutuales, ETFs, bonos y certificados de depósito, y por último, tener un rendimiento del 8% anual para un horizonte de inversión de 30 años es una cifra conservadora. La bolsa de EEUU en general ha rendido entre 9 al 12% anual (dependiendo de la fuente de los datos) los últimos 75 años, así que nuestro 8% para el portafolio de José es bastante factible. La última suposición quizá es la más fuerte de todas, ya que José tendrá que aportar 1.620 USD mensuales a su portafolio y para ello tendrá que recortar gastos y ajustar su presupuesto (disciplina financiera).
En la hoja de cálculo modelé el rendimiento del portafolio de José. Como verán en el año en que cumple los 60 años, el portafolio de José valdrá 2.599.559 USD. Ahora pueden ver que lindo resultó todo para José, quien comenzó su portafolio con tan solo 9.000 USD y a los 60 años tiene suficiente dinero para vivir 35 años más sin trabajar.
La otra asunción que estoy haciendo, es que José en el año de su retiro, cambia todo el valor de su portafolio por bonos del tesoro americanos a 30 años (o algún instrumento financiero equivalente, puede ser un fondo mutual de bonos del tesoro). Después de todo, una persona que ha invertido su dinero durante 30 años, no va a llegar a la edad de retiro y va a colocar todo debajo del colchón…. lo más seguro es que siga invirtiendo, pero en un instrumento mucho menos riesgoso que las acciones, para así asegurarse que no tendrá pérdida del principal (del capital), y el instrumento generalmente escogido por los viejitos, perdón, por las personas en edad de retiro, son los bonos del tesoro americano.
En el modelo estoy asumiendo que estos bonos le pagarán un 4% anual a José. José va a tomar lo que cobre del cupón de los bonos y se lo va a gastar en su manutención. Como pueden ver en la hoja de cálculo, en el primer año de su retiro, sus gastos anuales serán alrededor de 61mil USD y los bonos le van a producir unos 103mil USD, con lo que José además de cubrir sus gastos va a ahorrar unos 42mil adicionales para el siguiente año.
Sin embargo los gastos de José, como dije antes, irán en aumento año tras año de su retiro (más medicinas, inflación, vacaciones, etc). Así que llegará un año en el que el portafolio no produzca suficientes dividendos para cubrir el 100% de los gastos. En ese momento (que en el modelo ocurre cuando José tiene 71 años) José va a tener que comenzar a liquidar parte del capital del portafolio para cubrir los gastos que los dividendos ya no pueden cubrir. José no se alarma, porque sabe que ahorró suficiente dinero para irse “comiendo” poco a poco el capital.
Como pueden ver en el modelo, a partir de ese momento el portafolio comienza a disminuir de valor, sin embargo si José vive hasta los 95 años en el portafolio todavía quedarán 15mil USD que Joseito Jr puede usar para lo que le plazca cuando su papá ya no esté :-)
En conclusión:
  1. En algún momento vamos a dejar de trabajar (bueno la mayoría de nosotros)
  2. En ese momento debemos tener suficiente dinero ahorrado para poder vivir nuestra vejez de manera cómoda
  3. La única forma de lograr eso es comenzar a pensar en ello cuando estamos aún jóvenes, con trabajo, con buena remuneración y con capacidad de ahorro e inversión
  4. Mientras más jóvenes comencemos a ahorrar e invertir, mejor preparados vamos a estar cuando nos llegue el momento de retirarnos del trabajo
  5. La bolsa de valores y todos los instrumentos financieros que existen hoy en día tales como las acciones, los bonos, los certificados de depósito, los ETF, los fondos mutales, y pare de contar; son los mejores mecanismos de inversión y de generación de riqueza de largo plazo y son los que nos van a ayudar a alcanzar un retiro cómodo
  6. Por último, LARGO PLAZO, ese es el único plazo que importa :-)
Así que el momento de empezar a invertir es AHORA!
Pueden usar el modelo que hice en la hoja de cálculo, introducir sus propias condiciones (edad, gastos, ahorros mensuales, edad de retiro) y luego jugar variando la tasa de rendimiento de su portafolio y ver cuánto necesitarán para retirarse bajo varios escenarios. Luego que tengan un plan, guárdenlo en un lugar seguro para revisarlo por lo menos una vez al año, compararlo con la realidad, ver como van y hacer los ajustes necesarios.
Lo importante de hacer el plan de retiro es determinar cuánto dinero tienen que ahorrar mensualmente a los largo de los años en que trabajen, qué rendimiento deben procurar para su portafolio e inversiones, qué nivel de gastos se pueden permitir y revisar si necesitan recortar gastos en estos momentos, hasta qué edad tendrán que trabajar, entre otras cosas. Ningún plan es perfecto, pero tener un plan imperfecto es mucho mejor que no tener plan ninguno.

 

Hasta la próxima y buena inversión!

Publicado en: Finanzas estilo Bolsaparatodos, Invertir al estilo Bolsaparatodos